Nuevo golpe a la reputación de Wall Street

AFP | NUEVA YORK
Actualizado:

El arresto del legendario corredor de Wall Street bajo acusaciones de que realizó un fraude por 50.000 millones de dólares provocó un gigantesco agujero este viernes, en la ya deteriorada reputación del sector financiero estadounidense.

Las autoridades anunciaron el arresto el jueves de Bernard Madoff, un veterano "broker" que en su momento encarnó la fabulosa capacidad de amasar fortunas en Wall Street y actualmente su más espectacular decadencia.

Según la fiscalía, Madoff, de 70 años, confesó a empleados de su firma de corretajes, que dirigía un llamado esquema Ponzi, o fraude piramidal, que colapsó con pérdidas que exceden los 50. 000 millones de dólares.

Como es sabido, este tipo de esquema funciona pagando a los inversores altos intereses con los nuevos capitales que ingresan.

Como sucedió con la caída del Lehman Brothers, American International Group (AIG, seguros) y otras instituciones aparementemente invulnerables, los problemas de Madoff son considerados sintomáticos del descontrol generalizado, el sobredimensionamiento, y la codicia que anida en Wall Street.

Al Goldman, jefe de estrategia de mercado en Wachovia Securities, describió la caída de Madoff como una "gran bomba". "Al menos la mitad de sus clientes eran fondos de riesgo (hedge funds), bancos y ricos inversores. Probablemente había mucho apalancamiento involucrado. Esto dañará seriamente la confianza de los inversores", advirtió.

Con 50 años en el negocio, Madoff era más que un inversor, era un operador integral. «Su nombre es legendario»

Un "hombre que se hizo solo", llegó a presidente de la bolsa electrónica Nasdaq, y luego fundó su propia empresa, Bernard L. Madoff Investment Securities LLC.

"En Wall Street su nombre es legendario", escribió este viernes el New York Times. "Construyó una poderosa firma de inversiones que prosperó durante más de cuatro décadas. A los 70, se había convertido en una influyente voz para los corredores, que son las ruedas ocultas del mercado".

"Este año había declarado a la Comisión de Valores y Bolsa que su firma de inversiones privada -el centro del supuesto esquema piramidal- administraba más de 17. 000 millones de dólares en activos.

La implosión de la estructura probablemente se disparó cuando nerviosos clientes quisieron retirar sus fondos, como lo han solicitado a otros fondos especulativos alrededor del mundo. Con la particularidad de que no había dinero para retirar. Según la investigación criminal en la que es acusado de defradaución de valores, Madoff dijo a empleados que estaba "liquidado", que no tenía "absolutamente nada".

Según la demanda judicial, Madoff comunicó a sus empleados que se entregaría a las autoridades después de usar los 200-300 millones de dólares que le quedaban para pagar a algunos empleados, familiares y amigos.

El Wall Street Journal afirma que Madoff fue entregado por sus hijos. El director asociado de control de la SEC, Andrew Calamari, dijo que Madoff cometió un fraude de "proporciones épicas". En consecuencia, ¿cómo es posible que haya pasado desapercibido?

Según el expediente judicial, Madoff maintenía un absoluto secreto sobre esta parte de sus actividades.

Aparentemente dirigía su negocio de inversión fraudulento en un piso separado del resto de las oficinas de la firma y era muy "reservado" sobre sus actividades allí.

Un analista financiero dijo que una "muy pequeña auditoría" era responsable de la contabilidad de Madoff. "Esto es raro, pero no imposible, porque Madoff era una empresa privada", que no debía rendir cuentas a accionistas.