Miguel Blesa tenía dos causas pendientes antes de su falecimiento - IGNACIO GIL

Los herederos de Blesa tendrán que pagar las indemnizaciones fijadas como responsabilidad civil

Bankia sería la benefactora de los pagos que efectuarían los herederos al ser la entidad sucesora de la caja

AGENCIAS
MADRIDActualizado:

El ordenamiento jurídico español establece la extinción de la responsabilidad penal como consecuencia del fallecimiento del condenado. No ocurre lo mismo con la responsabilidad civil de la que tendrán que responder los herederos de Miguel Blesa en caso de que se fijen indemnizaciones como consecuencia de sentencias condenatorias. La Ley de Enjuiciamiento Criminal y el Código Penal contemplan la extinción, tanto de la acción como de la responsabilidad penal en caso de fallecimiento del investigado o condenado en sentencia penal.

La responsabilidad civil, sin embargo, se transmite a sus herederos, tal y como señala el artículo 116 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim). Blesa, hallado muerto este miércoles con un disparo en el pecho, fue condenado el pasado 23 de febrero por la Audiencia Nacional en el caso de las «tarjetas black» a seis años de prisión, una multa de 109.000 euros y la responsabilidad solidaria de asumir de manera conjunta junto al resto de los condenados del dinero gastado con las tarjetas bajo su mandato como presidente de Caja Madrid, que ascendió a 9,34 millones de euros.

La condena está recurrida en casación ante el Tribunal Supremo, pero con la muerte del expresidente de la caja madrileña el recurso decae automáticamente y la sentencia de las «tarjetas black» se transforma en firme. Blesa tenía aún pendientes dos causas: la de los sobresueldos en Caja Madrid y la que se instruye por un presunto delito de estafa en la comercialización de preferentes. En ambas, la responsabilidad penal se ha extinguido con la muerte del imputado, pero sus herederos podrían tener que hacer frente a las indemnizaciones que se puedan fijar en los juicios. Los posibles perjudicados, miles en el caso de las preferentes, podrían ejercer la acción civil «contra quien estuviere obligado a la restitución de la cosa, reparación del daño o indemnización del perjuicio sufrido».

La única manera que tienen los herederos del expresidente de Caja Madrid para eludir el pago de las citadas indemnizaciones es la de renunciar a la herencia. Fuentes jurídicas consultadas indicaron que más difícil es el cobro de indemnizaciones por los casos pendientes de juicio y sin sentencia. La causa de las preferentes es una pieza separada del caso Bankia; por la que se investiga la comercialización a partir del año 2009 de 3.000 millones de euros que los empleados de la entidad colocaron a los clientes valiéndose de su relación de confianza y sin advertir de que se trataba de un producto complejo y muy volátil, que acabó con los ahorros de miles de depositantes.

En el caso de los sobresueldos de Caja Madrid, la Fiscalía Anticorrupción pedía cuatro años de prisión para Blesa y el pago de una indemnización de 8,57 millones de euros a Bankia, como entidad sucesora de la caja. La Comisión de Retribución de la caja acordó en junio de 2008 una subida del 4,5 por ciento del sueldo de los diez miembros que integraban el Consejo de Dirección de la caja en esa fecha, estipulando la masa salarial global en 8,3 millones de euros, lo que supuso el pago de 2,04 millones de euros a los directivos de manera indebida.

Posibilidad de recurrir

De los muchos frentes judiciales que Blesa tuvo abiertos, el más mediático fue el de las tarjetas opacas de Caja Madrid, por el que fue condenado a seis años de cárcel; la sentencia está recurrida ante el Supremo, y aunque el recurso del exbanquero cae de forma automática, sus herederos tienen la posibilidad de presentar otro.

El artículo 854 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal señala que "podrán interponer recurso de casación el Ministerio fiscal, los que hayan sido parte en los juicios criminales, los que sin haberlo sido resulten condenados en la sentencia y los herederos de unos y otros".

En cuanto a las otras dos causas que aún tiene abiertas Blesa, los sobresueldos en Caja Madrid y las participaciones preferentes emitidas por la entidad, un juzgado de instrucción decretó en febrero la apertura de juicio oral por un delito de administración desleal continuada.

Por lo que respecta a la pieza sobre participaciones preferentes, el titular del juzgado central de instrucción n 4, Fernando Andreu, decidió en noviembre del año pasado reactivar la pieza, para aclarar si la antigua cúpula de Caja Madrid utilizó la emisión de deuda subordinada y/o participaciones preferentes para captar activos y disfrazar la situación de insolvencia.

En ambos casos, en los que hay otros imputados además de Blesa y que prosiguen su curso, los herederos del fallecido podrían tener que hacerse cargo de las indemnizaciones en el caso de que las hubiere, a no ser que renuncien a la herencia.