Garamendi ve una «barbaridad» que el Gobierno pueda gravar los beneficios de las empresas en el extranjero

El presidente de Cepyme, y aspirante favorito a suceder a Joan Rosell al frente de CEOE, advierte que «si les obligas a pagar en dos sitios, se van a deslocalizar» y cree que volver a los tratados de doble imposición traería «problemas»

MadridActualizado:

El presidente de Cepyme y candidato a la Presidencia de la CEOE, Antonio Garamendi, ha respondido este miércoles a informaciones publicadas, sobre la posibilidad de que el Gobierno grave los beneficios de las empresas españolas en el exterior, que gravar más a las empresas por sus beneficios en el extranjero es una «barbaridad» y ha advertido al Gobierno y a Unidos Podemos de que, si esto sale adelante, habrá empresas y bancos que se deslocalicen.

«Si les obligas a pagar en dos sitios, se van a deslocalizar», ha subrayado el también vicepresidente de la CEOE en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press. Garamendi respondía a una información publicada por «El País», por la que el Ejecutivo de Sánchez estaría dispuesto a contemplar esta petición de Unidos Podemos para endurecer la fiscalidad de los beneficios de las empresas españolas provenientes de los dividendos de sus filiales extranjeras.

El presidente de Cepyme ha afirmado que volver a los tratados de doble imposición traerá «problemas» y ha insistido en que esta medida sería una «barbaridad». El candidato a suceder a Rosell al frente de la patronal ha ironizado sobre el tema: «Recomiendo a Unidos Podemos que monten una empresa con doble imposición y se darán cuenta de lo que es».

No a las cuotas femeninas

Por otro lado y sobre la intención de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, de acelerar la ley que hará obligatorio que las empresas tengan determinadas cuotas de mujeres en los consejos de administración, Garamendi se ha mostrado contrario a que ésta sea una obligación legal. «A mi me parece un globosonda», ha dicho el vicepresidente de la CEOE.

Para Garamendi, obligar por ley a que haya cuotas de mujeres en los consejos podría perjudicar la competitividad de las empresas, y se ha mostrado más partidario de promocionar a las mujeres a las empresas, pero no obligar a éstas legalmente a cumplir con unas cuotas.

El vicepresidente de CEOE y máximo responsable de Cepyme ha dicho que está a favor de la igualdad y que poco a poco se camina hacia ella, estando las mujeres jóvenes de hoy mucho mejor preparadas que los hombres. «En este país se hace mucha demagogia. Hay muchos más problemas y tenemos que trabajar en esa línea, pero no como obligación legal», ha precisado.