El presidente de ACS, Florentino Pérez
El presidente de ACS, Florentino Pérez - ISABEL B PERMUY

ACS gana el 6,8 % más y reduce su deuda al mínimo histórico de 153 millones

El beneficio neto este año asciende a los 802 millones de euros

MadridActualizado:

ACS logró un beneficio neto de 802 millones de euros el año pasado, el 6,8 % más que en 2016, gracias al negocio construcción, en especial de Hotchtief y CIMIC, ha informado hoy el grupo, que redujo su deuda neta el 87,4 %, hasta el mínimo histórico de 153 millones de euros.

La compañía, cuya deuda en 2011 era de 9.334 millones, atribuye la reducción de endeudamiento neto en 2017 a la fuerte generación de caja de las operaciones, que aumentó el 42,8 % (1.492 millones).

A nivel operativo, las ventas repuntaron el 9,1 % y sumaron 34.898 millones apoyadas en la buena evolución del negocio de construcción, en tanto que el resultado bruto de explotación (ebitda) creció el 12,6 % y se situó en 2.279 millones.

España aportó el 13 % de las ventas, América del Norte el 45 %, Australia el 20 % y el resto de Europa el 7 %, ha informado hoy la compañía, que puja por hacerse con Abertis, sobre la que ha lanzado una opa a través de su filial alemana Hochtief

Por áreas de negocio, el beneficio de Construcción creció el 24,4 %, hasta 387 millones, respaldado por la "excelente" evolución de Hochtief y sus filiales (como la australiana CIMIC), cuya contribución al beneficio consolidado del grupo aumentó el 35 %.

Las ventas del negocio constructor subieron el 12 % (27.221 millones) gracias al impulso de la actividad en Australia y el sólido crecimiento del mercado norteamericano, según ACS.

El área de Servicios Industriales arrojó un resultado neto de 319 millones, el 4,6 % más, gracias al impulso de la actividad internacional y al repunte del mercado español. Los ingresos se mantuvieron en el entorno de los 6.200 millones.

Según la compañía presidida por Florentino Pérez, el beneficio neto de Servicios alcanzó los 37 millones, el 38,4 % más, y la Corporación ganó 59 millones, el 14,2 % más.

El beneficio total del grupo habría crecido el 15,5 %, excluida la aportación de Urbaser (vendida en 2016) y del 17 % si adicionalmente se elimina el impacto de la variación de los tipos de cambio.

En un comunicado, ACS ha destacado que, descontada la financiación de proyectos sin recurso para el accionista (195 millones de euros), presenta una situación neta de tesorería de 42 millones al cierre del ejercicio, "lo que confirma la sólida situación financiera alcanzada tras el proceso de desapalancamiento iniciado en 2012".

A lo largo de 2017, el grupo invirtió 915 millones de euros, principalmente en maquinaria de minería en CIMIC y en activos energéticos (líneas de transmisión en Brasil y proyectos de energía renovables) por parte de Cobra.

En paralelo, vendió activos, como hospitales en Baleares y autopistas en Chile y Grecia o parque eólicos en Portugal, por valor de 607 millones.

Al cierre del ejercicio, la cartera de ACS ascendía a 67.082 millones de euros, con un incremento del 1 %.

Las ventas repuntaron el 9,1 %, hasta 34.898 millones, y el resultado bruto de explotación (ebitda) creció el 12,6 % y se situó en 2.279 millones.