EFE

El fabricante automovilístico chino GWM aterriza en Europa

La firma, que cuenta con 80.000 empleados instala en la ciudad austriaca de Kottingbrunn su primer centro de I+D europeo

BerlínActualizado:

Great Wall Motor (GWM) instala en la ciudad austriaca de Kottingbrunn su primer centro de I+D fuera de China. El gigante constructor de coches con sede en la provincia de Hebei, comenzará su actividad ofreciendo 100 puestos de trabajo ha indicado el martes el CEO de GWM Austria, Markus Schermann. El fabricante que cuenta con 80.000 empleados se ha decidido por el land de Baja Austria que limita con República Checa y Eslovaquia y que además rodea Viena, para instalar aquí su primer centro de desarrollo e investigación fuera de China.

Según Schermann, entre las razones para elegir Austria se encuentra que aquí existe una gran industria de proveedores de automóviles y un alto nivel de capacitación. Al mismo tiempo, el país se encuentra en el centro de Europa muy cerca de Alemania y de los grandes constructores de coches, pero también de Eslovaquia y República Checa: «Hay muchos factores positivos que se unen. Desde la distancia, la decisión es muy concluyente», ha comentado Schermann.

La millonaria inversión que realizará GWM en Austria será de de dos dígitos ha indicado Schermann sin precisar, ya que algunos puntos de la suma de inversión siguen abiertos. No se sabe aún por ejemplo si se construirá o se alquilará un sitio de trabajo. Lo que está claro es que no se montarán coches: «Nuestros productos son de naturaleza intelectual» ha asegurado el CEO de GWM Austria agregando que el constructor chino trabaja intensamente en coches eléctricos e híbridos.

Se trata de desarrollar, entre otros, piezas de tracción y motores eléctricos, así como electrónica de potencia y software. «El mercado está creciendo enormemente», comenta Schermann haciendo un llamado «a los mejores trabajadores e ingenieros": "GWM es bastante desconocida en Europa, pero la movilidad eléctrica tiene una fuerza innegable», ha remachado Schermann.

Fundada en 1976, GWM tiene su sede en la provincia que rodea la megalópolis de Pekín. El nombre y la marca del constructor representan a la Gran Muralla de China. Como primer constructor de coches del gigante asiático, la empresa abrió su primera fábrica de montaje en Europa en 2012, en Lovech, Bulgaria. GWM tiene más de 30 compañías holding en todo el mundo.