Sede de la petrolera en Madrid
Sede de la petrolera en Madrid - ABC

Cepsa empieza a comercializar crudo de dos importantes campos de Abu Dabi

SARB y Umm Lulu son de los 20 mayores yacimientos de petróleo en desarrollo a nivel mundial

MadridActualizado:

Cepsa ha comenzado esta semana a comercializar el crudo extraído de la concesión de los campos SARB y Umm Lulu, que ADNOC (Abu Dhabi National Oil Company) le adjudicó, en nombre del Gobierno de Abu Dabi, el 20% de su producción en febrero de este año. Hay que subrayar que la compañía de inversiones estatal del emirato de Abu Dabi, Mubadala Investment Company, es el único accionista de la petrolera española.

El primer cargamento de Cepsa ha salido esta semana de la terminal «offshore» de Zirku Island (Abu Dabi) con un millón de barriles de crudo ligero, destino a la India. El área de «trading» de Cepsa se ha encargado de su gestión, logística y comercialización.

La producción de Cepsa en los campos de SARB y Umm Lulu comenzó el pasado mes de agosto e irá aumentando progresivamente hasta alcanzar en 2020 el techo de producción. Además, en los últimos meses, se han llevado a cabo las operaciones de comisionado de la planta y la perforación de los pozos.

Los campos, que se encuentran entre los 20 mayores campos en desarrollo a nivel mundial por su tamaño e inversiones, están situados en aguas someras frente a la costa de Abu Dabi. Su puesta en producción e inicio de la comercialización del crudo son dos hitos relevantes para Cepsa, que contribuyen decisivamente a los objetivos de su plan estratégico 2030.

Desde 2013, Cepsa desarrolla actividades de exploración y producción, y suministro de combustibles marinos en Emiratos Árabes Unidos, un país estratégico para la compañía.

En el negocio de exploración y producción, Cepsa ha logrado un importante hito en 2018 con la adjudicación del 20% de esta concesión, que aporta un aumento significativo de las reservas de crudo de la compañía con, además, un coste de producción relativamente bajo. ADNOC mantiene una participación mayoritaria de 60% y opera los campos a través de su filial ADNOC Offshore. La compañía austriaca OMV tiene el 20% restante de la participación.