Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en Moncloa la semana anterior
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en Moncloa la semana anterior - REUTERS

CEOE alerta de que los «globos sonda» del Gobierno sobre los impuestos amenazan la inversión y el empleo

La patronal lanza un mensaje a Pedro Sánchez al asegurar que no creen que sea el momento de aumentar la fiscalidad como dijo la ministra de Economía, Nadia Calviño

MadridActualizado:

Los impuestos que planea el Gobierno de Pedro Sánchez ponen en alerta a las empresas. CEOE, durante la presentación del informe «Análisis de la empresa exportadora por tamaño», ha alertado de que los «globos sonda» que manda el Ejecutivo surtirán un efecto más que negativo en la economía. Concretamente, sobre la inversión y el empleo.

«Son toda una batería de medidas fiscales que se están quedando o han quedado en el titular. No tenemos más datos», ha afirmado Bernardo Aguilera, director de Asuntos Económicos y Europeos de CEOE, en un desayuno organizado con la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE). En consonancia, ha cargado contra la política de anuncios de Sánchez para reclamar que despejen las dudas que lleva generando el Gobierno desde que comenzara a deslizar su nueva política fiscal. «Echamos de menos la falta de concreción en todas estas medidas. Es muy difícil hacer un juego de suma cero si los principales costes de producción suben; pretender que se siga con el mismo nivel de inversión y con los mismos niveles de creación de empleo. Quisiéramos más concreción y certidumbre», ha dicho el representante de la patronal.

Aguilera, además, se ha referido al impuesto de Sociedades en particular, en el cual no aclara el Ejecutivo si el mínimo del 15% sería sobre base imponible o resultado contable. Un panorama que genera preocupación en CEOE ya que, en el segundo caso, habrían de explicar cómo van a sortear los convenios de doble imposición que España mantiene en vigor.

El responsable de Asuntos Económicos de la patronal, preguntado por las palabras de la ministra de Economía, Nadia Calviño, sobre el acierto de subir ahora los impuestos, ha sido tajante sobre la postura de su organización: « No pensamos que sea el momento de subir impuestos», ha dicho, para continuar con que, a su juicio, el objetivo debería ser «consolidar la recuperación».

CEOE rebajó la semana pasada sus previsiones de crecimiento para España en una décima de cara a este 2018 y en tres décimas para 2019

Desde el Ejecutivo de Pedro Sánchez preparan un aumento de la fiscalidad en pos de poder financiar el alza del gasto público. Hacer crecer los ingresos a costa de ciudadanos y empresas para sostener el incremento del pasivo. Y desde CEOE el mensaje es claro: las prioridades han de ser otras. «Si tenemos los mismos niveles de recaudación que en 2007 con menor actividad económica, quiere decir que la fiscalidad está alta. Los ingresos vía recaudación son totalmente suficientes. Lo que pensamos es que habría que tener un mejor control del gasto, eliminando duplicidades y gasto no productivo», ha señalado Aguilera.

Esta situación de incertidumbre a la que hace referencia CEOE encuentra respuesta también en la reducción de las previsiones que hizo la patronal del crecimiento económico español. Tal es así que la semana pasada rebajaron del 2,8% al 2,7% su estimación de aumento del PIB para este año y del 2,6% al 2,3% para 2019. «No es catastrófico, pero sí son señales que aconsejarían pararlas con el fin de que no vayan a más», ha dicho el representante de las patronal, al tiempo que recuerda la los impuestos pueden tener reflejo en el consumo, la demanda interna y la producción.

Proteccionismo

Asimismo, Aguilera también valoró el impacto del proteccionismo de Donald Trump sobre la economía mundial. Al igual que con los anuncios del Gobierno español, el responsable de Asuntos Económicos de CEOE advierte de su preocupación por estas medidas que no se concretan. Anuncios que solo generan incertidumbre.

«El proteccionismo no es la solución. No creemos que introducir medidas arancelarias adicionales y hacer saltar por los aires lo acordado sea la solución», ha comentado, para proseguir con que estas decisiones de política comercial también impactarán en las inversiones, además de que llevan aparejadas «la no creación de empleo».

Un planteamiento ya sostenido por la Organización Mundial del Comercio (OMC), que viene adviertiendo en los últimos meses de que los aranceles y una consiguiente guerra comercial lo único que provocará es que se retraiga la inversión internacional, las exportaciones y, por ende, el comercio mundial de mercancías.