Presidente y consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez
Presidente y consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez - AFP

Cellnex (Abertis) pierde 35 millones de euros entre enero y marzo por las provisiones para el ERE pactado

La compañía, perteneciente al Grupo Abertis, obtuvo en los tres primeros meses del año unos ingresos de 217 millones de euros, un 15 % más y un ebitda (beneficio bruto de explotación) ajustado de hasta 101 millones, con un crecimiento del 20%

EFE
MadridActualizado:

Cellnex ha perdido 35 millones de euros en el primer trimestre de 2018, frente a los 11 millones de beneficios conseguidos en el mismo periodo del año anterior, por la provisión de 55 millones de euros correspondiente al plan volutario de prejubilaciones y bajas incentivadas en Tradia o Retevisión pactado en marzo, según los datos remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La empresa de telecomunicaciones ha explicado que el resultado neto comparable se ha cerrado en 11 millones de euros, en línea con el del mismo periodo de 2017 y absorbiendo el efecto de las mayores amortizaciones, un 30%, y los costes financieros, que crecieron un 51%.

Durante los tres primeros meses del año, la empresa tuvo ingresos de 217 millones de euros, un 15 % más y el ebitda (beneficio bruto de explotación) ajustado ha alcanzado los 101 millones, con un crecimiento del 20%.

Crecimiento

El presidente y consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, ha destacado los crecimientos de dos dígitos en ingresos, ebitda y flujo de caja debido a la ampliación del perímetro, que recoge los impactos positivos de la integración de nuevos activos de Bouygues en Francia, de Sunrise en Suiza y de Alticom en Holanda.

Además, Martínez ha destacado que «la solidez y la consistencia del crecimiento orgánico» responde al crecimiento del número de equipos en los emplazamientos o torres de telefonía adquiridos en los últimos años, que «han diversificado y ampliado» el negocio.

Todo ello, unido a la previsiones que ofrecen las ventas futuras contratadas o «backlog», que alcanzan los 16.000 millones de euros y equivalen a prácticamente 20 años de ingresos, refleja la «resiliencia» de la empresa.

Por su parte, el director financiero de Cellnex, José Manuel Aisa, ha destacado que los resultados económicos de la compañía van «viento en popa» con crecimientos «sólidos» en sus principales magnitudes.

Internacionalización

Los servicios de infraestructuras para operadores de telecomunicaciones móviles han aportado el 64% de los ingresos, con 139 millones de euros, un 28 % más con respecto a marzo de 2017.

La actividad de infraestructuras de difusión ha aportado un 27 % de los ingresos con 58 millones y el negocio centrado en las redes de seguridad y emergencia y soluciones para la gestión inteligente de infraestructuras urbanas (IoT y Smart cities) supuso un 9 % de los ingresos, 19 millones.

A 31 de marzo, el 47% de los ingresos y el 50% del ebitda se han generado fuera del mercado español, siendo Italia el segundo mercado más importante, con un 29 % de los ingresos. Al finalizar el primer trimestre, Cellnex contaba con un total de 21.757 emplazamientos, 8.136 en España; 7.990, en Italia; y 5.631 en Holanda, Francia, Reino Unido y Suiza, a los que se suman 1.363 nodos.

Las inversiones operativas en los primeros tres meses del año fueron de 37 millones de euros, destinadas en su mayoría al mantenimiento de la capacidad instalada y a inversiones vinculadas a generación de nuevos ingresos y mejoras en la eficiencia. Cellnex ha cerrado el primer trimestre del año con una deuda neta de de 2.281 millones de euros, frente a los 2.237 millones a cierre de 2017.

La empresa cuenta con un acceso de liquidez inmediata (tesorería más líneas de crédito disponibles) por importe de unos 1.826 millones de euros. Cellnex ha convocado el próximo día 31 de mayo su junta general de accionistas que, por primera vez, se celebrará en Madrid, ya que la compañía fue una de las muchas empresas que cambió su sede por la situación política en Cataluña.

Nuevos consejeros

La junta aprobará el nombramiento de Anne Bouverot y María Luisa Guijarro como nuevas consejeras de la compañía en calidad de independientes, con lo que las mujeres alcanzarán el 25% de la representación del consejo.

De esta manera, Cellnex tendrá 7 consejeros independientes que supondrán un peso de prácticamente el 60% del consejo, superando así el umbral establecido en las recomendaciones del buen gobierno de las sociedades cotizadas.

Cellnex está pendiente de que se resuelva la opa conjunta lanzada por Atlantia y ACS sobre Abertis, ya que Atlantia anunció la semana pasada que ha optado por vender el 29,9 % del capital de Cellnex, que ahora pertenece a Abertis, a su accionista de referencia, la familia Benetton, en concreto a la sociedad Edizione por 1.489 millones de euros.