La Reserva Federal baja los tipos por primera vez desde 2008

La Fed cede ante la presión de Donald Trump y coloca los tipos en un rango del 2-2,25%

ABC
Actualizado:

La Reserva Federal (Fed) cede ante la presión ejercida por el presidente de EE.UU., Donald Trump, y ha acometido la primera bajada de tipos desde 2008. Tras la reunión, el organismo dirigido por Jerome Powell ha abaratado el precio del dinero en un cuarto de punto, hasta el rango 2-2,25%, y no medio punto, como apuntaban varios analistas tras la presión que ha estado acometiendo Trump.

La Fed ha justificado su decisión en las «implicaciones» de los desarrollos globales para los pronósticos económicos, así como en las «débiles» presiones inflacionistas, que han alejado el aumento de los precios del objetivo del 2%.

La rebaja de tipos «apoya la visión del FOMC (Comité Federal de Mercado Abierto) de que la expansión sostenida de la activdad económica, unas fuertes condiciones del mercado laboral y la inflación cercana al 2% son los resultados más posibles, pero que las incertidumbres sobre este pronóstico permanecen», ha subrayado el instituto emisor.

De cara al futuro, el organismo ha insistido en que tomará sus decisiones basándose en los nuevos datos económicos que reciba con el objetivo de «sostener la expansión», por lo que no ha prefijado una senda a seguir ni ha anticipado un nuevo recorte antes de que acabe el año.

La decisión de rebajar los tipos ha sido aprobada por ocho votos a favor, incluyendo al presidente de la Fed, Jerome Powell, y pese a los votos en contra de la presidenta del Banco de la Fed de Kansas, Esther George, y el presidente del Banco de la Fed de Boston, Eric Rosengren, que han votado a favor de mantener sin cambios los tipos de interés. Ningún banquero central ha votado a favor de una rebaja de 50 puntos básicos.

En conjunto con la decisión de rebajar los tipos de interés, la autoridad monetaria también ha asegurado que dejará de reducir su balance, que agrandó tras años comprando activos para expandir la economía, en el mes de agosto, dos meses antes de lo que había anunciado previamente.

El mercado de trabajo estadounidense generó 224.000 empleos no agrícolas durante el pasado mes de junio, al tiempo que la tasa de paro se elevó en una décima, hasta el 3,7% (5,98 millones de personas). De esta forma, el desempleo se encuentra cerca de su nivel más bajo desde diciembre de 1969, de acuerdo a los registros del Departamento de Trabajo estadounidense.

La economía experimentó un crecimiento anualizado del 2,1% en el segundo trimestre del año, lo que representa una caída de un punto porcentual con respecto al trimestre inmediatamente precedente, según la primera estimación del dato publicada por la Oficina de Análisis Económico del Gobierno de EEUU.

De su lado, el índice de precios de gasto de consumo personal, la variable estadística elegida por la Fed para monitorizar la inflación de EEUU, creció un 1,4% en junio en comparación con el mismo mes del año pasado. La tasa mensual se situó en el sexto mes del año en el 0,1%. De su lado, la inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y de los alimentos por su mayor volatilidad, se situó en el 0,2%, mientras que en tasa anual avanzó un 1,6%.