abc

Un verano histórico elevará el número de turistas en España a 68,5 millones

Los hoteleros calculan que nuestro país recibirá este año 3,5 millones de visitantes extranjeros más

Actualizado:

Soplan buenos vientos para el turismo español este año. La mayoría de las comunidades de la costa cuenta con colgar este verano el cartel de «completo». Cataluña, por ejemplo, sigue siendo una de las regiones más beneficiadas por este aumento de las llegadas de turistas extranjeros, ya que recibe el 28% del total y para este verano ha cifrado el crecimiento en un 4%. En la misma línea le sigue Murcia, que ha crecido un 6,7% en lo que va de año en ocupación hotelera y cuenta con otro 3% de aumento para el verano, según las previsiones de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat).

Canarias, una de las comunidades turísticas por excelencia de España que, además, disfruta de un turismo desestacionalizado por un privilegiado clima durante todo el año, podría ser de las pocas que registre una caída en la ocupación, que podría rondar el 2% debido, sobre todo, al descenso del mercado alemán.

Cantabria, por su parte, registró un aumento de la ocupación de un 9% en los seis primeros meses del año y espera otro 4% adicional. En el caso de Galicia todavía se beneficia de los efectos del Camino de Santiago, lo que le ha permitido elevar un 13% la llegada de turistas extranjeros hasta junio, al que sumará otro 5% extra. El efecto de las celebraciones especiales no sólo ha propiciado la llegada de más turistas a Galicia sino que en Toledo aún resuenan los ecos del éxito que tuvieron las exposiciones del año del Greco que se celebró en 2014. De hecho, Castilla-La Mancha espera crecer este año un 6% tras el aumento del 25% registrado en los seis primeros meses del año.

Todas estas previsiones de llegadas de turistas internacionales tienen además este año la novedad de que se verán complementadas por el turismo nacional, que por fin ha recuperado el tono perdido durante los años de la crisis.

Tirón de la demanda interna

El presidente de la patronal hotelera Cehat, Juan Molas, aseguraba esta semana que «la gran noticia de este año es la recuperación del mercado nacional. El turismo doméstico es fundamental para muchas zonas de España y la recesión había afectado gravemente al empleo y a las empresas de alojamiento».

En cuanto a Andalucía, las previsiones que manejan la Diputación de Málaga y Turismo Málaga-Costa del Sol apuntan a que el verano será «el mejor de la historia, ya que se prevé la llegada de 5,6 millones de turistas entre junio y septiembre, un 4,5% más que en el mismo periodo de 2014, que ya fue récord. De este aumento, un 5,3% corresponde a turistas nacionales y un 3,9% a internacionales.

Durante los años más duros de la crisis económica, los visitantes procedentes de fuera de España lograron mantener las buenas cifras en la Costa del Sol. En 2015, el turista español vuelve a ponerse a la cabeza. De los 5,6 millones de visitantes previstos, un 50% serán españoles y la otra mitad de origen internacional, cuando en los peores momentos la cifra se situaba en un 70% a favor del mercado foráneo.

Para el conjunto del país, la Cehat y la consultora PwC han pronosticado que este año habrá un aumento de la actividad hotelera de un 12%, según se refleja en un índice que elaboran ambos y que ha subido hasta los 75,09 puntos. Uno de los mejores ejemplos de la recuperación que vive el sector es que en 2015 se van a abrir hoteles que han estado cerrados durante los años de la crisis, con lo que el sector cree que este año se podrían recuperar los niveles de 2008, justo antes del estallido de la crisis.

Un 5,1% hasta mayo

Previsiones al margen, la realidad es que los últimos datos disponibles confirman la buena salud del sector turístico, ya que hasta mayo, la llegada de turistas internacionales a nuestro país asciende a 22,5 millones, lo que supone un 5,1% más que en el mismo periodo del año anterior.

En Exceltur, otra de las patronales del sector turístico, también son optimistas respecto a la campaña turística que se acaba de iniciar, sobre todo en las empresas más dependientes de la demanda interna, especialmente la gran mayoría de los grandes grupos y agencias de viajes, así como los establecimientos hoteleros en destinos urbanos. Este mismo optimismo se extiende a las compañías de transporte y de alquiler de vehículos.

Alquileres vacacionales

Al margen de las buenas previsiones, uno de los temas candentes que preocupan a todas las patronales hoteleras es el de la competencia desleal que suponen los alquileres vacacionales no reglados. Por eso han vuelto a insistir en acelerar al máximo la entrada en vigor de la ley de Unidad de Mercado para que se armonice su aplicación entre las distintas comunidades autónomas, como es el caso de los alquileres vacacionales que se gestionan a través de plataformas online (Airbnb y Homeaway, entre otros), que depende de la región donde estén las casas se le aplica una y otra regulación.

Desde el punto de vista de Exceltur, aunque sus postulados son compartidos también por Cehat, «esta actividad está inmersa en un vacío legal, tanto los que ofrecen los servicios, como las plataformas de intermediación. La realidad es que, a diferencia de otros posibles subsectores de la economía colaborativa, en el caso español y en especial en el de las viviendas de uso turístico, la mayoría son servicios profesionalizados y lucrativos, y no de mero intercambio entre particulares, que en promedio inducen a un menor gasto turístico en destino».

Los nuevos consejeros de Turismo de las comunidades autónomas, surgidos de las elecciones de mayo, tienen previsto reunirse después del verano y coordinar una regulación común para los alquileres de viviendas de uso turístico.