Seat desacelera en China y apuesta por Norte de África, Oriente Próximo y México
Juergen Stackmann, presidente de SEAT, en el salón de Fránkfurt - ep

Seat desacelera en China y apuesta por Norte de África, Oriente Próximo y México

Actualmente, el 80% de la facturación de Seat corresponde a Europa y el 20% al resto del mundo

Actualizado:

Seat ha reformulado su estrategia de crecimiento y ha apostado por desacelerar en China, donde entró hace dos años con el antiguo León, y redoblar el esfuerzo en los mercados más próximos a España, especialmente Norte de África y Oriente Próximo, donde las ventas de la automovilística catalana mantienen un ritmo de crecimiento continuado.

Lo explicó ayer el presidente de Seat, Jürgen Stackmann, en un encuentro con periodistas en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, donde la filial española del grupo Volkswagen ha presentado la versión familiar del nuevo León --el León ST--, que completa la familia de la tercera generación de este modelo, en un acto que ha contado con la asistencia del alcalde de Barcelona, Xavier Trias.

Actualmente, el 80% de la facturación de Seat corresponde a Europa y el 20% al resto del mundo, y Stackmann ha afirmado que, en los próximos años, la marca se focalizará por la "proximidad geográfica", sobre todo en el Mediterráneo, con especial énfasis en Israel, Argelia y Turquía. Hasta agosto, Seat ha vendido 14.900 unidades en Argelia, lo que supone un 81,7% más que en el mismo periodo, y se ha convertido en la quinta marca más vendida del país.

El otro mercado en el que tiene la mirada puesta para el crecimiento a corto plazo es México, donde la marca de Martorell se ha situado entre las diez primeras marcas, con 14.000 unidades vendidas hasta la fecha y donde tiene una buena acogida entre el público joven, lo que Seat quiere potenciar aún más con el nuevo León.

En China, la compañía ha avanzado a un ritmo inferior al previsto, con 2.000 unidades vendidas en 2012 y 12 concesionarios abiertos -frente a las 3.000 unidades y los 15 puntos de venta planeados--, y Stackmann ha asegurado que se mantiene la "prueba de la marca" para ver si puede haber una clientela interesada que avale una apuesta decidida por el país.

Ha argumentado que no se puede tener éxito en China con exportaciones, sino que hay que localizarse con una planta de producción en el país, lo que obliga a hacer un estudio del mercado y una reflexión a conciencia antes de realizar grandes inversiones en el gigante asiático. Ha afirmado que la nueva dirección aún no ha podido valorar este proceso de prueba y que hay que sopesarlo con calma, y ha asegurado que Seat puede ser rentable sin tener presencia en China.

Rentabilidad

Ha lamentado que no se pueden hacer pronósticos sobre cuándo llegará la rentabilidad a la compañía, ya que el mercado europeo es aún muy inestable, y que la prioridad es aprovechar todas las inversiones realizadas en los últimos años en la ofensiva de productos y darla a conocer fuera de España. "Tenemos una gama muy amplia y muy desconocida en Europa. Ves a Francia y pide un Mii o a Alemania y pide un Toledo", ha ejemplarizado Stackmann, que ha admitido que el todoterreno urbano (SUV) que el consorcio alemán está planteando encajaría perfectamente con el planteamiento de Seat.

Como puntos positivos, ha subrayado que, mientras que las ventas del sector en Alemania van a la baja, Seat crece un 25% en este país; que en Reino Unido, la marca catalana crece el doble que el conjunto del sector, y que en España, "el mercado más difícil de Europa", se ha consolidado el liderazgo hasta agosto.

Se ha mostrado "prudentemente optimista" respecto a la recuperación de las ventas en España, ya que ha apuntado a la posibilidad de que el mercado español haya tocado fondo y pueda empezar a registrar crecimientos, pero ha lamentado que en el resto de Europa no se puede hacer un pronóstico claro.

Nuevo modelo

Al preguntársele por la posible adjudicación del nuevo SUV a la fábrica de Martorell, Stackmann ha afirmado que "no es como una subhasta", sino que el equipo directivo debe presentar un proyecto en favor de Seat. "No es fácil pero nos planteamos muy seriamente esta tarea", ha subrayado, aunque ha añadido que no puede ser el único peso de la balanza, sino que hay que conseguir que el León se convierta en el segundo gran pilar de la empresa, junto al Ibiza.