RÍO2016Juegos Olímpicos

Facebook Willy Toledo arremete en Facebook contra el cubano que ganó una plata para España: «Es un gusano»

Asegura que el atleta «olvida que Roma no paga traidores, cosa que todo cubano debería tener siempre presente»

Orlando Ortega y Willy Toledo
Orlando Ortega y Willy Toledo - ABC

Nuevo exabrupto de Willy Toledo. El actor, conocido por sus polémicas, como cuando insultó a la Fiesta Nacional o cuando celebró la salida de la cárcel de Arnaldo Otegui, ha utilizado en esta ocasión su cuenta en la red social Facebook para arremeter contra el atleta Orlando Ortega.

Ortega, nacido cubano pero nacionalizado español tras abandonar la selección caribeña en 2013, consiguió el pasado martes la medalla de plata en la categoría de 110 metros vallas. Tras acabar la carrera, el atleta buscó una bandera de su país de acogida para celebrar su resultado. «No veía ninguna bandera española en el estadio», explicaba a J. Gómez Peña en una entrevista. Le ofrecieron una de Cuba y miró a otro lado. Al fin, localizó una enseña española. Con ella a los hombros se presentó feliz ante la prensa del estadio olímpico.

Sin embargo, a Toledo parece no haberle gustado dicha decisión. «Es un 'gusano' pero también un pobre hombre, así que no le deseo en absoluto todo el mal que ya se encargará de hacerle esta España miserable y sus miserables 'autoridades' cuando deje de ganar medallas», escribió el actor en su tablón de la red social, añadiendo una última advertencia al atleta: «Olvida que Roma no paga traidores, cosa que todo cubano debería tener siempre presente».

En Cuba, los simpatizantes del régimen utilizan la palabra «gusano» para referirse de manera despectiva a los opositores a la dictadura comunista de los hermanos Castro.

Abonado a las polémicas

Además de sus ataques a la Fiesta Nacional, Toledo ha atacado en varias ocasiones a instituciones como la Casa Real, que se ha convertido en uno de sus principales objetivos. En 2013, Toledo espetó sobre el estado de salud del Don Juan Carlos: «Con lo hinchado que está y la cantidad de pimple que se mete pal cuerpo, espero que nos dure bien poquito. Y está al caer. Con lo cual, vamos a estar preparados...». Su actitud crítica, en ese caso y según él, estaba justificada por haber sido «elegido por un dictador fascista y criminal que él adoraba y lamía los pies desde los años sesenta». Pero tampoco se libraron de su yugo los nuevos monarcas, contra los que arremetió asegurando: «Espero que como no hay argumentos para colarnos al señor Felipe de Borbón y a su esposa Letizia, tengamos el coraje y la valentía y la determinación de no permitir que se prolongue esta monarquía fascista ni un solo día más después de que muera el señor Borbón».

Conocido activista político, quiso opinar también sobre la meteórica aparición del partido de Pablo Iglesias. Admitió que estuvo a punto de entrar en su partido, pero enseguida cambió de parecer al percatarse de que su discurso no era «ni de izquierdas ni de derechas»: «Ciudadanos, casta... Aquí caben todos. El fraude Villarejo. El comité organizador del congreso amañado. El puesto de Iglesias blindado. El triunvirato que todo lo sabe y todo lo decide. El nulo poder y efectividad de los Círculos. Mucho anticomunista. Mucho arribista». Pero no fue la única ocasión en la que cargó contra Podemos. Además de instar a Iglesias de que dejase «de hacer el imbécil» por no concurrir en las elecciones generales con Alberto Garzón, el actor alardeó de volatilidad al expresar sobre un partido que le despertaba simpatías : «Si me saliera un hijo de Podemos, le doy dos bofetones que le arranco la oreja».

Pero su discurso cada vez divergía más sus objetivos. Empezó el 2015 criticando a Occidente, y con duras palabras aseguró que «asesina diariamente y sin ruido» a milllones de personas. Lo hizo después del atentado a «Charlie Hebdo», culpando al Pentágono y a la Otan porque «bombardean y destruyen países enteros, asesinan a millones, cada día».

Poco oportuno

Si algo ha demostrado Willy Toledo es su poco sentido de la oportunidad. Con este mal gusto se refería el año pasado en Twitter sobre el ataque de la Policía de Sídney en la cafetería Lindt para contrarrestar el secuestro: «Un tipo entra en bar. Secuestra a clientes. No hay daños. Horas después entra policía. Mata a 3 personas. Hiere a 7. ¡¡¡Alarma islamista mundial!!».

Y volvió a la televisión. Tras el anuncio de su fichaje por «Un tiempo nuevo», el actor no defraudó en su debut, al protagonizar un fuerte enfrentamiento con el periodista de ABC, Jaime González, al hablar de la «falta de democracia en España». «Lo que digo, y no es una opinión, es un hecho obvio, es que en este país solo han gobernado dos partidos políticos y está hecho un desastre absoluto. Con una injusticias brutales, con unas faltas de democracia, si es que la hemos tenido en algún momento, lamentables», aseguro el actor, antes de ser interrumpido por González: «¿Pero tú que entiendes por democracia?». «Para mí —respondió Toledo— es respetar los Derechos Humanos, los Derechos Sociales... proteger los derechos político, laborales, y aquí no se respetan», sentenció.

Y en la pequeña pantalla se centró también cuando Pilar Punzano esgrimía unos polémicos argumentos contra Imanol Arias y la productora de «Cuéntame». A pesar de que nadie le dio vela en ese entierro, Toledo se pronunció al respecto: «Quiero hacer público desde aquí todo mi apoyo y solidaridad a mi valiente colega Pilar Punzano, en su durísima lucha por sus derechos humanos y laborales, enfrentándose a las mafias que dominan el entramado del mundo audiovisual patrio, en forma de "productoras" que, con dinero de todos, utilizan a los trabajadores, ya sean nuestros compañeros técnicos, como actrices y actores, para hacerse más multimillonarios de lo que ya son».

Toda la actualidad en portada

comentarios