Una imagen del VOR, centro de operaciones del videoarbitraje en Rusia 2018
Una imagen del VOR, centro de operaciones del videoarbitraje en Rusia 2018 - EFE
Patrocinado porInfiniti

Rusia 2018¿Cómo y cuándo actúa el VAR en el Mundial?

Disipamos las dudas sobre la utilización de este sistema de ayuda que se estrena en Rusia 2018 y que llegará a La Liga

Actualizado:

Aunque llevamos meses escuchando hablar de él, aún hay muchas sombras en torno al VAR. El nuevo sistema de ayuda al árbitro, utilizando las imágenes de la televisión, no se estrenó en las dos primeras jornadas del Mundial y sí lo hizo en el Australia-Francia, en el que pitó un penalti a favor de los galos tras no verlo en directo. Silencioso y vigilante, el asistente de video es una potente arma de la FIFA para luchar contra las injusticias en el fútbol. Explicamos cómo y cuándo se utiliza para que no haya dudas al respecto.

El VAR, ni se pide ni se concede

En las últimas horas se han escuchado frases como «no os han concedido el VAR» o «España pidió el VAR sin suerte» al hablar del penalti de Nacho a Cristiano. Lo primero que hay que aclarar es que el VAR ni se pide ni se concede. Ni lo piden los equipos, ni los jugadores, ni el árbitro.

El VAR chequea siempre todas las jugadas susceptibles de ser analizadas (penaltis, rojas y goles) y solo en caso de apreciar un error claro y meridiano del árbitro le avisa para que revise su decisión. El matiz de que se trate de una jugada sin dudas en cuanto al error es lo que marca la aparición pública de VAR. Si no es así, se mantiene la decisión del colegiado y el sistema de videoarbitraje se mantiene en la sombra.

¿En qué acciones de utiliza?

El VAR está autorizado para chequear jugadas en las que haya una roja directa, un gol o un penalti. Solo en esas acciones y a la hora de aclarar la identidad de un jugador sancionado puede entrar en juego. No puede utilizarse para determinar si una jugada es o no amarilla, por ejemplo.

Los gestos del árbitro

Si el colegiado se lleva la mano a la oreja es que está escuchando alguna recomendacion del VAR. Solo si hace con sus manos el gesto de la televisión es cuando puede acudir a su puesto para revisar las imágenes. Tras analizar la jugada en todos los ángulos, explicará a los capitantes su decisión, que podrá ser anunciada por los videomarcadores.

Ha sido el seis, penalti y expulsión

Aquella mítica jugada de Mejuto González en un Zaragoza-Barcelona serviría para ejemplificar el uso del VAR. Entonces, se habría podido utilizar para aclarar quién fue el agresor y no equivocar la amonestación.

En el caso de una roja directa, el VAR puede utilizarse para que el árbitro reconsidere su decisión o para que expulse a un jugador que debería irse a los vestuarios en una acción que no haya visto el colegiado. Los insultos o las posibles segundas amarillas no son analizados por el VAR.

Cuando se produce un penalti, posible o señalado, el VAR analiza rápidamente la jugada en busca de un posible fuera de juego previo, de ver si ha salido el balón, si la falta existe o no y si es dentro del área o fuera. Incluso, si es falta previa del equipo atacante. Si en alguno de esos casos se aprecia error claro y meridiano del colegiado, se le avisa. Si no, como ocurrió en la jugada entre Nacho y Ronaldo, se deja seguir el encuentro.

Ocurre algo parecido cuando hay un gol. Se analiza la posición del balón dentro del terreno de juego, si hay fuera de juego previo o falta del equipo atacante. Si no se aprecia error manifiesto, no hay revisión. Así pasó con la posible falta de Diego Costa a Pepe en el primer gol de España.

¿Qué pasa con los fueras de juego?

La recomendación de la FIFA es que los asistentes no levanten la bandera hasta que acabe la acción siempre que no se trate de un fuera de juego muy evidente. Cuando termine la jugada, si creían que era fuera de juego, deben señalarlo y es ahí cuando el VAR le da una respuesta al árbitro. En caso de que haya habido gol o penalti, se revisa si la acción era ilegal. Si no hay error del colegiado, se continúa con normalidad.

Conclusiones

En general, lo más importante que hay que saber es que el VAR ni se pide ni se concede. Es un sistema que analiza todas las jugadas susceptibles y que solo recomienda la revisión cuando aprecia error claro del colegiado. En una acción dudosa, de esas que se discuten en el bar hasta la saciedad, el VAR da por bueno el criterio del árbitro.

Además, el VAR solo analiza jugadas que impliquen tarjeta roja directa, penaltis o goles.