Mourinho, da instrucciones durante el partido ante el Levante - AP.
real madrid

Mourinho: «La presión es siempre para el segundo»

El técnico blanco piensa ya en el partido de Champions ante el Olympique de Lyon

EFE
MADRID Actualizado:

José Mourinho, técnico del Real Madrid, explicó los motivos por los que nunca sustituye a Cristiano Ronaldo y tampoco lo hizo en un partido sentenciado como el del Levante, y afirmó que "le gusta jugar, físicamente está muy bien y no está cansado para cambiarlo".

"Es cierto que un jugador se puede lesionar en cualquier momento, hasta en un entrenamiento. En circunstancias estúpidas el riesgo está siempre pero no podemos hacer nada. A él le gusta jugar, físicamente está muy bien y no está cansado. Para qué cambiarlo", aseguró en rueda de prensa en el estadio Santiago Bernabéu.

El triunfo del Real Madrid dejó satisfecho a Mourinho, que elogió el trabajo de sus jugadores. "Me gustó que el equipo ha hecho un partido muy serio en encuentros que muchas veces son complicados antes de Champions, con la gente con tendencia a estar más concentrada en otra competición y más ante un equipo que había perdido aquí por muchos goles".

Mourinho destacó el trabajo del argentino Ángel Di María. "Estaba triste por no jugar ante el Español. Le entiendo porque salió del campo sin tiempo a tocar el balón. Estaba fresco como todo el equipo tras una semana en la que no tuvimos partido. Hoy nadie tenía acumulación de cansancio".

Indiferente al Barça-Athletic

Mourinho no desveló si seguirá el partido del Barcelona ante el Athletic Club, tras recortar la distancia a dos puntos. "No puedo confirmar si lo veré. A lo mejor, como el lunes viajamos, prefiero cenar con mi familia fuera. Si lo veo no es con emoción especial, porque es un partido más. Hoy estamos a dos puntos, pero no interesa porque a lo mejor mañana volvemos a cinco. Lo importante es que ganamos nuestro partido", manifestó.

No quiso desvelar el técnico portugués ninguna idea del equipo que alineará en Lyon, salvo la titularidad de Xabi Alonso y Mesut Özil que fueron suplentes ante el Levante.

"Hemos alineado un equipo que pensamos que era suficiente para ganar respetando al adversario porque sabíamos que defensivamente era muy fuerte. Había perdido por ocho goles aquí y fuera de casa juega con cinco hombres muy cerrados. Hacía falta un equipo con creatividad y dinámica en los cuatro de arriba", analizó.