Liga Iberdrola

Guerra por el fútbol femenino

La Federación modifica el sistema de competición y obliga a los clubes a elegir entre su nueva «División Elite» y la actual Liga Iberdrola, perteneciente a LaLiga

Actualizado:

Por si no hubiera suficientes frentes abiertos entre la Federación (RFEF) y LaLiga, el organismo presidido por Luis Rubiales ha decidido desplegar uno nuevo con la modificiación del actual sistema de competición del fútbol femenino, lo que esencia viene a suponer una guerra total con la actual Liga Iberdrola, organizada por el ente de Javier Tebas.

La Junta Directiva de la RFEF acordó esta mañana la modificación de su sistema de competición del fútbol femenino con la creación de una división «Elite» y otra «Promesas» donde podrán inscribirse todos los equipos que lo deseen de aquí al próximo mes de abril, cuando la Junta Extraordinaria apruebe definitivamente la nueva organización.

Este cambio obligará a los clubes a elegir entre la actual Liga Iberdrola -organizada por LaLiga- y la nueva división «Elite», que dará acceso a las competiciones internacionales organizadas por la UEFA. Este es el punto fuerte de la RFEF, lo que hace que los clubes puedan optar por abandonar el modelo actual y decantarse por el nuevo.

«Es un modelo que coge lo mejor del fútbol inglés y el alemán. Y también del modelo de funcionamiento del deporte del deporte femenino en Australia. Creemos que estamos en condiciones de liderar un proceso de innovación a nivel europeo y mundial. Es una apuesta my clara para favorecer el fútbol base y que no se vean afectados los resultados de las selecciones», explicó Andreu Camps, Secretario General de la RFEF.

Según señaló, la división «Elite» contará con 16 equipos y la «Promesas» tendrá 32, divididos en grupos territoriales y con una segunda fase de ascensos y descensos. Se apoyará a los clubes que apuesten por este modelo de competición y, sobre todo, a los que trabajen el fútbol de cantera.

«Queremos liderar un modelo de profesionalización del fútbol femenino, dotando a los clubes y a las jugadoras de un marco más profesionalizado», señaló. En ese sentido, se limitará el número de jugadoras extranjeras, se creará un fondo de ayuda social y otro de garantía salarial.

Además, Camps lanzó un guiño a Iberdrola, a la que invitó a seguir patrocinando la máxima competición del fútbol femenino como venía haciendo hasta ahora. «Creamos un modelo para liderar el fútbol femenino y los clubes optarán por una o por otra. Iberdrola puede ser el patrocinador oficial de nuestra competición», apuntó.