Miguel Cardenal posa para ABC durante un desayuno informativo en el año 2016
Miguel Cardenal posa para ABC durante un desayuno informativo en el año 2016 - Maya Balanya
Fútbol

El último fichaje de la guerra del fútbol

Rubiales critica que Cardenal llegue a Mediapro dos años después de sacar adelante el nuevo reparto audiovisual

Actualizado:

Javier Tebas, el presidente de la Liga, nunca ocultó sus preferencias. «Miguel Cardenal ha sido el mejor secretario de Estado de la historia», declaró rotundo al día siguiente de conocerse el relevo de quien había sido su principal aliado para sacar adelante dos de las reformas que más han transformado el fútbol español en los últimos años: el sistema de control financiero de los clubes, que rescató de la bancarrota a numerosas entidades, y el Real Decreto de reparto de derechos audiovisuales, a través del cual se han incrementado exponencialmente los ingresos. Sin embargo, no todos tienen tan buena opinión de quien fuera secretario de Estado para el Deporte entre 2012 y 2016. «Con Cardenal nos hemos acostumbrado a un sistema antidemocrático», le llegó a reprochar Luis Rubiales.

Así que no se esperaba ayer del actual presidente de la Federación Española de Fútbol una felicitación por el nuevo puesto de trabajo que tendrá Cardenal a partir de noviembre, sino más bien lo contrario. «Se constatan muchas cosas. ¡Menudo escándalo!», exclamó Rubiales en Twitter. Y la cuenta oficial de la Federación fue más allá, al establecer una relación causal entre la gestión como secretario de Estado y el fichaje por la empresa audiovisual: «El Real Decreto otorgó un tremendo poder a la Liga, dejando a un lado a la RFEF. La Liga comercializa los derechos internacionales a través de Mediapro. Mediapro ingresa cientos de millones y ahora contrata a Cardenal tras expirar su incompatibidad», señaló la Federación insinuando así un posible caso de «puerta giratoria».

Frentes abiertos

Para colmo, este nombramiento se produce en una nueva situación de tensión entre Rubiales y Tebas, con varios frentes abiertos de alto voltaje, como son la negativa de la Federación a permitir que se dispute el Girona-Barça en Miami, el deseo de Rubiales de recuperar el control de los horarios de los partidos o la frustrada negociación del convenio colectivo de los futbolistas por el rechazo de la AFE a admitir al nuevo sindicato Futbolistas On.

En el comunicado emitido ayer, Mediapro asegura que Cardenal «aportará su experiencia y conocimientos para contribuir al desarrollo del área internacional del grupo». Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, Miguel Cardenal se convirtió en 2014, a propuesta de las Federaciones Olímpicas Internacionales, en el primer español miembro del ICAS (The International Council of Arbitration for Sport).