fórmula 1

La reacción del padre de Kevin Magnussen al podio de su hijo en Australia

Jan Magnussen, expiloto de F1 en la década de los noventa, vibró con la primera carrera de su hijo en los grandes premios

Actualizado:

El podio de Kevin Magnussen en Australia, tercero en la línea de meta, segundo tras la descalificación de Daniel Ricciardo, fue uno de los grandes momentos del primer fin de semana mundialista. El piloto danés, de 21 años, se convertía en el segundo piloto más joven en subir al podio tras Sebastian Vettel, y en el primer debutante en hacerlo desde Lewis Hamilton en 2007.

El danés tenía un inicio soñado en la Fórmula 1 después de convertirse en la gran sorpresa de la parrilla de 2014. Apuesta personal de Ron Dennis para sustituir al mexicano Sergio Pérez tras ganar las World Series en 2013.

A Kevin Magnussen sí se le puede aplicar el tan manido tópico de llevar la gasolina en la sangre. Es hijo de Jan Magnussen, piloto danés que, al igual que su hijo, también debutó en la Fórmula 1 en McLaren-Mercedes, en su caso en 1995, aunque en su caso solo fue por una carrera para sustituir a Mikka Hakkinen, operado de apendicitis. Jan Magnussen volvería a los grandes premios dos años después como piloto oficial de la escudería Stewart, donde permaneció hasta el GP de Canadá de 1998, cuando fue sustituido por el holandés Jos Verstappen. Curiosamente, Magnussen padre perdió su asiento tras conseguir su mejor resultado en la F1, un sexto, y sumar su primer y único punto en la categoría reina.

Después de eso, Jan Magnussen ha seguido compitiendo en diferentes categorías labrándose un bonito palmarés como piloto de resistencia, incluyendo varias victorias enla categoría GT de Le Mans.

Precisamente, el podio de su hijo lo vivió tras competir en las 12 Horas de Sebring, en Florida. Tras la carrera, el piloto danés se reunió junto a su esposa y varios miembros de su equipo, entre ellos el piloto español Antonio García, para seguir la carrera en Australia. Allí, metido ya en su faceta de padre, Jan Magnussen no pudo ocultar los nervios ante la carrera de su hijo, tal y como reflejó una cámara de la televisión danesa que le acompañó en ese gran día.

[Ver vídeo]