España-MontenegroScariolo: «Estoy tremendamente orgulloso de estos jugadores»

El seleccionador remarca la solidaridad y el crecimiento de la selección, que certificó su clasificación para la siguiente

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A la emoción de hace dos meses, cuando a Scariolo casi se le escapan las lágrimas tras ganar a Eslovenia en Burgos, el seleccionador sumó ayer el pragmatismo que le dan las cuatro victorias conseguidas. España selló en Zaragoza su pase a la siguiente fase, y lo hizo poniendo un pie y medio en el Mundial 2019. Alegría doble para el seleccionador, que volvió a mostrarse orgulloso de sus jugadores.

«Es un placer tener jugadores como estos. Estoy muy feliz por el cuarto triunfo consecutivo, algoque no es sencillo. De hecho, el triunfo de Bielorrusia ante Eslovenia hace aún más valioso el partido que ganamos el otro día en Minsk. Creo que nosotros hemos ido mejorando cosas, pero los demás también y Bielorrusia es el mejor ejemplo. Lo bueno que tenemos es que los jugadores son muy receptivos y han sabido responder a lo que hemos hablado en el descanso, donde ellos habían cogido muchos más rebotes que nosotros», señaló.

El técnico optó por dejar a un lado la clasificación para resaltar el rendimiento del grupo. «Al margen de los resultados, creo que hemos mostrado generosidad y espíritu de sacrificio. Compromiso. Hoy hemos dado muchas asistencias y hemos capturado más rebotes que un equipo muy físico... Estas cuatro victorias nos clasifican, que es algo que muchos equipos no pueden decir. Porque todos los resultados cuentan y se arrastran para la segunda fase, en la que nosotros partiremos, mínimo, con estas cuatro victorias», expresó satisfecho.

Respecto al futuro, a esa ventana de junio en la que sí podrían estar ya los jugadores de Euroliga, Scariolo no dio pistas sobre la lista. «Será una decisión difícil, aunque si tenemos más opciones para elegir todo debería ser más fácil. Será cuestión de encontrar un equilibrio entre el objetivo de clasificarnos y el empuje de los nuevos. Cuando llegue el momento, reflexionaremos, la federación me dará su visión y trataremos de ir en sintonía», concluyó.

Junto a él, uno de los más felices en el Príncipe Felipe era Pablo Aguilar. En su regreso a Zaragoza, donde jugó muchos años, el pívot mostró su mejor versión, con 16 puntos y 4 rebotes. «Lo hemos celebrado por todo lo alto, porque era muy importante ganar. Veníamos con una idea muy clara que era ayudar para conseguir esa clasificación. Se ha dado un gran paso en las dos ventanas y esa es la mayor satisfacción que podemos tener. Nos hemos conocido, hemos crecido en solo dos semanas en las que nos hemos compenetrado y nos hemos divertido mucho», apuntó.