Xavi e Iniesta se quedaron compuestos y sin trofeo - EFE
FÚTBOL

El Balón más desinflado del mundo

Indignación en el fútbol español por el veredicto. Los resúmenes de televisión en países como Comores o Mongolia dieron el Balón de Oro a Messi

MADRID Actualizado:

Lo dijo Lotina, que sabe un montón de esto de las pelotitas, cuando en la COPE le preguntaron por el Balón de Oro a Messi: «A mí me habría gustado que ganara Xavi, pero entiendo porqué ha ganado Lionel. Seguro que le han votado mucho en países que tienen poca oportunidad de ver los partidos enteros. Ellos ven los goles, la finalización de las jugadas, y estas siempre acaban en Messi. Nosotros, sin embargo, sí vemos cómo se fabrica, cómo Xavi controla el juego, cómo da los pases, cómo ordena y cómo manda en los partidos. Eso no se ve en los resúmenes de televisión».

Como casi siempre, Lotina tenía razón. Un vistazo a las votaciones demuestra claramente el sentido de las puntuaciones hacia el argentino. Los capitanes de Comores, Islas Cook, Bahamas, Chipre, Gabón, Montserrat, Mongolia, Moldavia, Malta, Kazahistán, Nueva Caledonia, Nicaragua, San Marino, Suriname o Vanatau dieron cinco puntos (eran cinco, tres y uno) al delantero de Argentina.

La indignación y la rabia poco contenida era total en el fútbol español. Había un sentimiento de ninguneo que se traslucía incluso más allá de nuestra fronteras. Incluso el propio Messi no daba crédito a que fuera el vencedor en un año en el que España ganó el Mundial. El comentario generalizado en los corrillos futbolísticos era el antiespañolismo de Platini (ya sabido) y de Blatter. En las redes sociales el comentario de especialistas y analistas era que «no pueden ganarnos en la cancha y lo hacen en los despachos».

La Prensa internacional también mostró su decepción, sobre todo los italianos, que pegaron el gran patinazo haciendo un ridículo mundial. Sus medios de comunicación filtraron que Andrés Iniesta y Vicente del Bosque eran los favoritos, y se encontraron con el trasero al aire después de las votaciones. No es de extrañar que en ese momento se alinearan con los españoles titulando por ejemplo: «¿Messi? ¡Nooo!», dice la «Gazzetta dello Sport», asegurando que el veredicto de FIFA fue una de las mayores injusticias que se han visto en los últimos tiempos. «La Stampa» dice que «con las votaciones del Balón de Oro el fútbol ha perdido definitivamente el norte», y el «Corrierre della Sera» recuerda que «el papel de Argentina en el Mundial de Sudáfrica fue decepcionante».

Más allá de eso, el nuevo sistema de votación influyó totalmente en el veredicto final. Hay que recordar que hasta el año pasado el sistema de votación era diferente. Se hacía por medio de los distintos corresponsales que France Football, creador del trofeo, tenía en todo el mundo. Ellos votaban y premiaban.

Este año, por un asunto de merchandising, France Football pasó parte de sus derechos a FIFA y el sistema cambió. Ahora votan los capitanes y entrenadores de las distintas selecciones que en el mundo hay. Eso dio cabida a que las Islas Caimán o el Chad tuviesen cabida en la votación.

Cristiano defiende a Íker

Lo curioso del caso es que si se hubiese seguido el sistema de votación antiguo ninguno de los tres finalistas habría ganado pues el galardón habría sido para Sneijder, que aventajaba a Iniesta, segundo clasificado, en solo cinco votos (315 por 310). Tercero habría sido Xavi (242 puntos) y cuarto, muy alejado, Messi (164 votos), lo que refleja lo alejado que ha estado el veredicto final de la realidad del fútbol profesional.

Otro de los que protestó sin pelos en la lengua, como acostumbra, fue el propio Cristiano Ronaldo, que señalaba que «Casillas debería haber estado entre los nominados. No entiendo el concepto de FIFA para entregar este trofeo. Íker es un jugador de campo y tiene el mismo valor que los demás. Soy de la opinión de que Casillas debería haber estado entre los tres nominados este año. Ganó el Mundial, hizo cosas muy buenas y se merecía estar ahí». Eso sí, Cristiano votó a Xavi como primer clasificado y a Casillas como segundo, mientras que el guardameta madrileño votó a Robben, primero; y Sneijder, segundo, por delante de Cristiano, al que colocó en tercer lugar.