Darren Till camina hacia el octógono mientras suena «Sweet Caroline»
Darren Till camina hacia el octógono mientras suena «Sweet Caroline» - REUTERS
Artes Marciales Mixtas

«Sweet Caroline»: la espectacular entrada de Darren Till al octógono de la UFC

El luchador inglés, uno de los mejores del peso wélter de la compañía estadounidense (17-2), ha iconizado su paseíllo hasta la jaula a través de esta mítica canción

Actualizado:

Para un luchador, la elección de la canción con la que saldrá a competir es otra de las decisiones clave que deben de tomar antes de batirse en duelo contra su contrincante. Puede parecer un hecho irrelevante, pero no lo es, pues actúa de última arenga y puede llegar a elevar la motivación hasta límites insospechados instantes antes de poner en juego su carrera deportiva y, por ende, su salud.

Algunos de estos atletas optan por ir cambiando de sonido en consonancia con su estado de ánimo o con una situación determinada. Por ejemplo, uno de los mejores peleadores de la historia de artes marciales mixtas (MMA), Jon Jones, hizo que retumbara el «Coming home» («Regresando a casa») cuando volvía a pelear tras una larga inactividad aunque en otras ocasiones no fuese esta letra la elegida.

Pero si hay un peleador que ha conseguido iconizar una canción este es Darren Till, uno de los mejores de la división del peso wélter de la Ultimate Fighting Championship (UFC). Pese a que el oriundo de Liverpool lleva encadenando dos derrotas consecutivas, frente a Tyron Woodley en la pelea por el título y contra Jorge Masvidal recientemente, sigue siendo una de las grandes esperanzas del Reino Unido para ver a un británico con el cinturón de la UFC abrochado.

De sus últimas batallas deportivas, destacó que realizó en Liverpool que encabezó el cartel en su tierra natal ante Stephen Thompson y en la que ganó por decisión unánime. Al salir al octógono, el Echo Arena se vino abajo cantando la mítica canción que Darren Till ha hecho suya: «Sweet Caroline» («Dulce Carolina»), de Neil Diamond. Un tema que tradicionalmente ha sonado en los «pubs» británicos y que, siendo una elección personal, ha propiciado que se esté convirtiendo en un himno para los aficionados ingleses a las MMA.

Lo cierto es que el vídeo del paseíllo al octógono por parte de Darren Till con el público de Liverpool entregado cantando al unísono pone los pelos como escarpias.