Alonso, con su McLaren en Indianápolis
Alonso, con su McLaren en Indianápolis - REUTERS

Indy 500Alonso no quiso comprar un asiento para disputar las 500 Millas de Indianápolis

Al piloto asturiano no le pareció correcto recurrir a esta última oportunidad después de caer eliminado en la clasificación

Actualizado:

Mientras los aficionados al motor todavía estaban asimilando la decepción de la eliminación de Fernando Alonso en la clasificación de las 500 Millas de Indianápolis, donde esperaban ver de nuevo al piloto asturiano luchando por completar la denominada 'triple corona' del automovilismo, comenzó a conocerse la opción de que el doble campeón del mundo de F1 comprase la plaza a otro piloto.

La compra de un volante a un equipo clasificado es una opción real en la prueba que se disputa en el Indianapolis Motor Speedway, si bien no se ha llegado a producir en los últimos tiempos.

Tras el inesperado fiasco de la clasificación, para McLaren existía aún la posibilidad de disputar la carrera recurriendo al equipo Arrow Schmidt Peterson Motorsports, con el que el equipo inglés tiene acuerdos de colaboración.

Curiosamente este equipo es el del también piloto español Oriol Serviá, que logró la clasificación sobre el asfalto, colocándose en la posición 19 de la parrilla.

Sin embargo, Alonso cortó de raiz la posibilidad de participar en la mítica prueba corriendo con la plaza ganada en el circuito por otro piloto. Así lo explicó Zak Brown, jefe de McLaren: «Nos dijo: 'Sé lo que cuesta entrar en esta carrera, no me parece correcto sacar a otro piloto que se lo haya ganado porque mi equipo ha comprado el asiento».