Alonso, en Indianápolis
Alonso, en Indianápolis - AFP

IndianápolisLa prensa americana, en 'shock' por Alonso y la «dolorosa experiencia» de McLaren

Medios especializados destacan la eliminación del histórico equipo en las 500 millas de Indianápolis

Actualizado:

Tras una mala clasificación, Fernando Alonso tuvo una última oportunidad de meterse en la parrilla de las 500 millas de Indianápolis en el 'Last Row Shootout'. La disputa final entre los seis últimos coches por las tres últimas plazas en la carrera. Y el McLaren del asturiano no logró una velocidad media suficiente en sus cuatro vueltas al trazado para quedarse con una de esas tres ansiadas posiciones.

La decepción fue mayúscula para el asturiano, que salvo cambio de planes de última hora y la compra de una plaza en alguno de los coches clasificados, deberá esperar para hacer un nuevo intento de completar la Triple Corona del automovilismo (24 Horas de Le Mans, Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1 y la 500 millas de Indianápolis).

El fracaso del piloto español y el McLaren en el 'Indianapolis Motor Speedway' llamó poderosamente la atención de los medios especializados estadounidenses, que destacaron el palo que supuso la eliminación de Alonso para un equipo histórico como el naranja.

«Respecto a la Triple Corona, el piloto español y dos veces campeón del Mundial de Fórmula 1, Fernando Alonso, tendrá que esperar un año más para volver a intentar ganar esta carrera, que es la única que le falta para igualar la gesta de Graham Hill. El asturiano falló en el 'Last Row Shootout' y tampoco correrá las 500 Millas de Indianápolis», relató la ESPN en uno de los análisis más comedidos. Explica en sus informaciones la decepción del asturiano y el fracaso de la apuesta de McLaren de entrar de lleno en la prueba y no con una alianza como la del pasado año. Pero otros medios fueron mucho más allá.

Uno de los más duros fue 'The Mercury News', que estableció una dolorosa comparación entre el McLaren y el coche que le arrebató la plaza en la carrera: «Dos días después de chocar y destruir su coche, Kyle Kaiser no sólo regresó a la pista, sino que consiguió dramáticamente un lugar en las 500 Millas de Indianápolis. McLaren llegó a la Indy 500 con cada centímetro de su coche lleno de patrocinios, mientras que Juncos Racing perdió a sus dos patrocinadores principales el lunes y ha pasado la mayor parte de la semana con un automóvil blanco de marcas. Sin embargo, durante toda la semana ha hecho mejor trabajo que la poderosa McLaren, el equipo de Fórmula 1 que dominó la IndyCar en la década de 1970».

«Alonso, que había sido lento durante toda la semana, parecía estar consolidado en la posición 33 (...) Hasta que llegó Kyle Kaiser, el último piloto que participaba en el 'Last Row Shootout'. Kaiser estableció una velocidad media de 227.372 mph, alejando a Alonso y McLaren de las 500 Millas de Indianápolis», explicó NBC Sports.

«El mundo del automovilismo quedó en estado de shock. Juncos Racing, un pequeño equipo de Speedway Indiana que compite a tiempo parcial, que perdió a dos patrocinadores principales y sufrió un fuerte accidente el viernes, derrotó a McLaren, un equipo que ha ganado ocho campeonatos de constructores en la F1 y doce de pilotos», añadió muy crítico este canal.

«El director deportivo de McLaren, Gil de Ferran, pide perdón a Fernando Alonso, describiendo la eliminación de McLaren para las 500 Millas de Indianápolis como la experiencia más dolorosa que ha sufrido en sus 35 años en las carreras. Alonso fue derrotado por Kyle Kaiser en el Last Row Shootout, un impactante resultado para los bicampeones de la Indy 500 en su regreso a la carrera», analizó por su parte Racer.

«La historia más importante el domingo durante la clasificación de las 500 Millas de Indianápolis es el fracaso de Fernando Alonso, no la pole position de Simon Pagenaud o el continuo dominio de Ed Carpenter al comenzar nuevamente en la primera fila (...) Alonso aguarda para hablar con los medios pero hay un cambio de planes. Tiene que esperar una hora. Puede quedarse, le dice un funcionario de IMS, o puede volver en un carrito de golf a su... Alonso no espera a escuchar el resto de la frase. Se dirige al ascensor y baja. Su descenso continúa. También lo hará la edición de la Indy 500. Sin él», publicó IndyStar.