Carlos Coello posa con algunos de sus cinturones. Entre ellos, el Internacional WBC
Carlos Coello posa con algunos de sus cinturones. Entre ellos, el Internacional WBC - ABC
Muay Thai

Carlos Coello busca un peldaño más en la historia: luchará por su segundo Mundial en Ponferrada

El peleador gaditano disputará el 16 de junio el campeonato WMC (World MuayThai Council) del peso pluma ante un duro oponente que representa al ejército tailandés

Actualizado:

El muay thai español vuelve a estar de enhorabuena. Si hace tan solo unas semanas fue Jonay Risco quien consiguió imponerse a una leyenda como Buakaw Banchamek y conseguir retener un cinturón, ahora el que vuelve a la carga es Carlos Coello, que tendrá la oportunidad histórica de conquistar su segundo Mundial en Ponferrada, esta vez el campeonato WMC (World MuayThai Council) del peso pluma, una federación de enorme prestigio que cuenta con el apoyo de la Casa Real de Tailandia.

La fecha escogida es el 16 de junio y enfrente tendrá a un durísimo rival, el tailandés Army Sasiprapa Gym, que llega desde uno de los gimnasios más conocidos de la capital, Bangkok, y que cuenta con un récord estratosférico: 212 combates con 148 victorias, 54 derrotas, 10 nulos. El gaditano conoce bien a su rival, con el que ya peleó hace dos años y salió derrotado, por lo que tratará de tomarse su particular venganza deportiva.

El cinturón cuenta con todos los ingredientes para ser un hito histórico. «Este Mundial es especial porque después de los títulos de los grandes estadios de Tailandia, que eso está al alcance de muy pocos extranjeros, el WMC es el más importante y prestigioso a nivel de federaciones ya que está bajo el amparo de la Casa Real de Tailandia y su Gobierno. Solo hay que ver los grandes campeones como Buakaw Banchamek. Para mí supone un reto, una motivación muy grande poder ser el primer español en conseguirlo y abrir un camino que muchos peleadores se merecen ya que están haciendo grandísimos combates por todo el mundo», relata el luchador español a ABC.

El evento, que ha recibido el nombre de «El Campeón Real», cuenta con la organización de Diego Vázquez y con la homologación de la Federación Española de Kick Boxing y Muaythai (FEKM), única reconocida como oficial por el Consejo Superior de Deportes (CSD). Por ello, y por lo que supondría para el gaditano el cumplir por partida doble la promesa que le hizo a su madre cuando emigró al antiguo Reino de Siam, se trata de una velada muy especial. «Las expectativas son muy altas, solo hay que ver el impacto mediático que ha tenido el anuncio de este Mundial», destaca Coello.

«A nivel de resultado yo siempre digo que no prometo ganar, este rival tiene más de 200 peleas y ya me ganó en un evento anterior. Lo que sí prometo es dar el 100% en el entrenamiento, llegar allí lo más fuerte posible, hacer una buena estrategia y con el apoyo de toda la gente que va a ir a verme tratar de hacer un combate que él no pueda asimilar y poder llevarme el título», se sincera el gaditano. Coello vive por y para el muay thai. En un aprendizaje continuo que le permite estar siempre en guardia ante cualquier oportunidad que haya que cazar al vuelo. «Voy a prepararme como cualquier otra pelea: entrenando seis o siete horas al día de lunes a sábado. Haré mucho hincapié en intentar hacer un trabajo bueno para poder anular el gran poder que tiene tanto en manos como piernas».

Para este guerrero español existe otro aliciente: volver a brindar un cinturón mundial al pequeño José Antonio. Coello es uno de luchadores que están a la vanguardia en el país asiático, pero eso no significa que pierda en ningún momento el apego que siente por su tierra y su gente. Así, está previsto que se fleten diversos autobuses con el apoyo del Cádiz C.F. para abarrotar el pabellón ponferradino. Coello está dispuesto a subir otro peldaño. La historia le espera.