Zubin Mehta, ayer durante la rueda de prensa ofrecida en Barcelona
Zubin Mehta, ayer durante la rueda de prensa ofrecida en Barcelona - Efe

Zubin Mehta: «Lo de Plácido Domingo me rompe el corazón»

El director indio dirige por última vez la Filarmónica de Israel en Barcelona y Madrid

Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El director indio Zubin Mehta dirige por última vez a su orquesta, la Filarmónica de Israel, hoy en Barcelona y mañana en Madrid. En esta visita a España era inevitable preguntarle por las acusaciones contra Plácido Domingo por supuesto acoso sexual, y el maestro no podía ser más claro en su respuesta: «Lo de Plácido me rompe el corazón». Ambos llevan décadas haciendo música juntos, desde sus inicios. «Una de las primeras veces fue en el Festival que organizaba Pau Casals en Puerto Rico». «Es un gran amigo -añade- y ha venido a verme a casa tres o cuatro veces mientras he estado enfermo los últimos meses».

Sobre l a talla artística del tenor español, tampoco deja duda: «No hay en el mundo un cantante como él, ni Caruso llegó a su nivel». Mehta se muestra esperanzado y bromea en lo que respecta al impacto que las acusaciones puedan tener en su futuro inmediato: «La semana pasada le fue muy bien en Salzburgo, de modo que espero que siga cosechando éxitos en su vida, porque aún es joven». Domigo tiene 78 años, frente a los 83 del director. El año que viene, ambos volverán a coincidir en una producción. Será en la Scala de Milán, donde Mehta dirigirá «La Traviata» de Verdi y Domingo cantará el papel de Germont.

Gira de despedida

Tras haber superado un cáncer recientemente, Mehta optó por dar el relevo al frente de la icónica Filarmónica de Israel. A partir de 2020 será el joven Lahav Shani quien la dirija. Antes, el veterano músico se ha embarcado en una gira de despedida que concluye con las dos actuaciones de estos días en España. Para Barcelona, ha escogido interpretar la Tercera de Mahler junto a los coros infantil y de chicas del Orfeó Català. Asegura que el último movimiento de esta obra es «una de las piezas más bonitas que jamás he dirigido». En Madrid el protagonismo será para otro monumento del repertorio sinfónico: la «Fantástica» de Berlioz.

Mehta dejará de dirigir la orquesta con la que ha compartido de manera estable las últimas seis décadas, pero seguirá subiendo puntualmente al podio de otras formaciones de relevancia mundial. «Mi salud está perfecta, y tengo la agenda llena hasta 2022», asegura. Con la Filarmónica de Israel ha ofrecido más de cuatro mil conciertos. La formación actual está compuesta por «la tercera generación de músicos que dirijo». Cuando empezó en 1961 «aún eran mayoría los músicos formados en Austria y el centro de Europa». Más tarde, «una segunda generación vino de la Unión Soviética». En cambio, «la actual está formada principalmente por músicos que ya han nacido en Israel, en los últimos 50 años se ha convertido en una de las mejores orquestas del mundo y estoy orgulloso de ellos».

Sin pelos en la lengua, el octogenario artista no tiene reparos en opinar sobre la política internacional, la de Israel y la de su propio país, India. «Lo que está sucediendo en Cachemira es totalmente inaceptable. Las personas se han convertido en prisioneras en sus propias casas, tarde o temprano tendrá que haber una explosión allí, y me sentiré muy mal», afirma.

Del presidente israelí, Benjamin Netanyahu asegura estar «en desacuerdo con la mayoría de sus políticas», y considera que «lo que está pasando con la extrema derecha en países como Hungría da miedo». Opina que «en Inglaterra hay un circo montado, por no hablar de Estados Unidos». Con este panorama, se permite bromear una vez más: «España está bien ahora, ¿no?».