Edurne, durante su actuación en el último festival de Eurovisión
Edurne, durante su actuación en el último festival de Eurovisión - AFP

El nuevo sistema de votación en Eurovisión hubiera perjudicado a España los últimos años

El Sueño de Morfeo, Ruth Lorenzo y Edurne habrían empeorado su resultado con el cambio, mientras que Pastora Soler mantendría su décimo puesto gracias al fuerte apoyo que recibió de los jurados

- MadridActualizado:

Por primera vez en más de cuarenta años, el festival de Eurovisión ha decidido modificar el formato de su votación para dotar al espectáculo de mayor emoción e impacto. A partir de ahora, habrá dos bloques de votaciones y el ganador sólo se conocerá en el último minuto del programa. Un cambio revolucionario que aspira a generar más tensión, pero que también habría alterado la clasificación de las últimas ediciones del certamen. En esos cambios, además, España es uno de los países que sale peor parado.

Tal como se detalló el pasado jueves, en la primera parte de las votaciones los portavoces de cada país anunciarán los puntos de los jueces como se viene realizando tradicionalmente: del uno al diez y otorgando el mítico "twelve points" al representante mejor valorado. Una vez que los 43 portavoces hayan dado sus votos, se dará paso a la decisión del público. El presentador de la ceremonia anunciará los puntos obtenidos por cada candidato según el juicio de los espectadores de cada país. Los cantantes no recibirán una votación del uno al doce, sino la suma total del televoto de todos los países. Por tanto, cada representante podría recibir, de una sola vez, más de 200 puntos. De esta manera, el ganador sólo se conocerá cuando la fase de votación haya concluido.

Aunque el sistema mixto de jurado y televoto se mantiene con este nuevo método, otorgando a cada parte la mitad del peso de la decisión, el cambio en el reparto de puntos habría producido significativas modificaciones en la clasificación final de los últimos festivales. En lo que se refiere a la participación de España, el nuevo sistema no es alentador ya que en tres de los últimos cuatro años el resultado obtenido habría sido peor y en ninguno se mejoraría.

En 2013, El Sueño de Morfeo no hubiera podido eludir el farolillo rojo y se habría situado último por detrás de Irlanda, que fue el país que ocupó en realidad esta temida posición. En 2014, Ruth Lorenzo habría perdido su décima plaza para caer hasta el puesto 15, cinco posiciones menos, mientras que Edurne el año pasado también saldría peor parada al retroceder tres lugares: del 21 al 24. Sólo Pastora Soler con "Quédate conmigo" en 2012 conseguiría mantener con este formato su décimo puesto gracias al fuerte apoyo que recibió de los jurados, donde llegó a ser quinta en sus valoraciones.

El nuevo sistema no alteraría, sin embargo, el ganador final de cada año. Loreen (Suecia, 2012), Emmelie DeForest (Dinamarca, 2013), Conchita Wurst (Austria, 2014) y Måns Zelmerlöw (Suecia, 2015) habrían conseguido la victoria, aunque el triunfo de todos ellos sólo se podría haber determinado al final de las votaciones y no en el transcurso de las mismas, efecto que ahora la organización del festival quiere generar para mantener la expectación hasta el último minuto.