La ucraniana Jamala, tras su victoria en el festival de Eurovisión 2016
La ucraniana Jamala, tras su victoria en el festival de Eurovisión 2016 - AFP

EurovisiónEurovisión, el tema más comentado en Twitter en 2016

Se impone a acontecimientos deportivos tan relevantes como los Juegos Olímpicos o la Eurocopa. Su éxito entre el público joven, clave

MADRIDActualizado:

Repudiado e insultado, pero lo más comentado este año. El festival de Eurovisión se ha convertido en el asunto del que más se ha hablado en Twitter en 2016. El hashtag #Eurovision ha logrado imponerse a acontencimientos deportivos tan relevantes como los Juegos Olímpicos de Río y la Eurocopa. Así lo demuestran los datos arrojados por Twitter España, que recogen que el certamen musical también se impuso en nuestro país a los temas políticos más polémicos (Brexit o Investidura Rajoy) y al fenómeno de Pokémon Go.

La buena trayectoria de Eurovisión en las redes sociales refuerza el gran interés que despierta el festival entre la audiencia más joven. De hecho, según datos de la propia organización, un 44,8% de las personas de 15 a 24 años que ven la televisión esa noche en toda Europa siguen el certamen. La gala de este año, producida por la cadena pública sueca SVT, se convirtió en la más seguida de la historia y ganó recientemente el prestigioso premio Rose d'Or al mejor espectáculo de entretenimiento del año.

Bajada de audiencia en España

El buen resultado en las redes sociales contrasta con su descenso en audiencia a través de la televisión, ya que la edición de 2016 se convirtió en la menos vista en España en los últimos nueve años. Un total de 4,3 millones de espectadores siguieron la ceremonia a través de La 1 de TVE, obtenindo un notable share del 29,8%. Sin embargo, este registro es el más bajo desde 2007, cuando el grupo D'Nash representó a España en Helsinki con la canción «I love you mi vida». El dato de Barei queda así muy lejos de los buenos resultados que el festival acostumbra a reportar a la cadena pública. El año pasado, Edurne se quedó muy cerca de los seis millones de audiencia y Pastora Soler subió hasta los 6,5 en 2012 cuando deslumbró con su actuación cantando «Quédate conmigo». El Sueño de Morfeo (2013) y Ruth Lorenzo (2014), también consiguieron, al menos, superar la barrera de los cinco millones de espectadores.

A nivel global, 204 millones de espectadores siguieron las semifinales y la final de Estocolmo 2016, cinco millones más que la edición anterior. El festival alcanza un 36.3% de share en 40 países, más del doble habitual en el mismo grupo de canales, y más del cuádruple en la franja de 15 a 24 años. Alemania, Francia, Italia y Reino Unido, así como Bélgica, Países Bajos o Suecia, mejoraron sus datos, frente a la caída de audiencia española.

Estos resultados rebaten a quienes tildan al festival de «añejo» y «desfasado», puesto que Eurovisión se revela como un formato televisivo a la vanguardia en innovación tecnológica y actualmente con el mayor número de países participantes, lo que se traduce a su vez en un éxito rotundo de audiencia en televisión y también, visto está, en redes sociales.