El Códice Calixtino, un manuscrito de valor «incalculable»
Imagen de archivo del Códice en la Catedral de Santiago - ABC

El Códice Calixtino, un manuscrito de valor «incalculable»

Está a punto de cumplirse un año de la desaparición del Códice Calixtino de la catedral de Santiago de Compostela

EFE
Actualizado:

Cuando está a punto de cumplirse un año de la desaparición del Códice Calixtino de la catedral de Santiago de Compostela, la Policía Nacional ha llevado a cabo las primeras detenciones vinculadas con este robo que hizo saltar las alarmas sobre la vulnerabilidad del que está considerado como el segundo templo de la cristiandad. Los detenidos son un electricista, como presunto responsable de la desaparición del Códice, su mujer y su hijo, que podrían ser considerados cómplices, han informado a Efe fuentes próximas a la investigación.

El Códice Calixtino, un manuscrito del siglo XII de valor incalculable al ser la primera guía del Camino de Santiago, fue robado en julio de 2011 de la basílica compostelana y desde entonces su paradero ha sido una incógnita aunque las investigaciones se centraron desde el primer momento en las personas que tenían acceso al manuscrito.

Tras conocerse el robo, el deán de la catedral de Santiago, José María Díaz, aseguró que las cerraduras y puertas de la estancia donde estaba el Códice Calixtino no presentaban signos de violencia ni de haber sido forzadas, y recalcó que sólo él y otras dos personas tenían acceso a esa sala.

El deán, que también ostentaba el cargo de archivero mayor, dimitió poco después de sus cargos como consecuencia de la desaparición del manuscrito. Como norma general, el Códice Calixtino no se sacaba del Archivo catedralicio y las dos últimas veces que se mostró fuera fue en los años 1975 y 1993 con motivo de sendas exposiciones.

Hasta la fecha no se tiene la certeza de cuándo desapareció el Códice Calixtino del Archivo de la Catedral, y el aniversario, por ahora, se celebra el día 5, que fue cuando el deán José María Díaz y los archiveros del templo dieron la voz de alarma de su desaparición. La investigación de la sustracción de ese manuscrito -también conocido a nivel académico como Liber Sancti Jacobi- ha sido llevada a cabo con total hermetismo por parte de la Brigada de Patrimonio Histórico, una unidad de la Policía Nacional especializada en ese área.

Valor incalculable

Los expertos consideran que el valor del manuscrito es "incalculable" por tratarse de un compendio de textos de una calidad única a nivel histórico, musical -contiene 22 piezas polifónicas- cultural y religioso, todos ellos recogidos en cinco facsímiles y un apéndice que componen el también llamado Codex Calixtinus.

El manuscrito debe su título a que se atribuye la autoría al Papa Calixto y ha estado custodiado en la catedral de Santiago durante los últimos ocho siglos. El precio de mercado del Códice Calixtino se puede calcular si se tiene en cuenta que en 1993 se evaluó en mil millones de pesetas -ahora, seis millones de euros- el seguro que tuvo esa obra con motivo de una muestra en la que estuvo expuesto.