Telescopio de la Universidad de Varsovia y las Cefeidas descubiertas
Telescopio de la Universidad de Varsovia y las Cefeidas descubiertas - K. Ulaczyk / J. Skowron / OGLE / Universidad de Varsovia

Descubren que la Vía Láctea no es como creíamos

Investigadores han averiguado que el disco estelar no es plano, sino que está curvado. El hallazgo ha sido posible gracias al estudio de las estrellas variables o Cefeidas

MadridActualizado:

Científicos de la Universidad de Varsovia (Polonia) han creado el mapa más vasto de la Vía Láctea hasta el momento. Los investigadores, dirigidos por Dorota M. Skowron, han trazado un modelo tridimensional a partir de las estimaciones de las distancias a miles de Cefeidas, estrellas variables dispersas por la galaxia. Sus resultados se han publicado en Science y muestran que el disco de la Vía Láctea no es plano, sino que está curvado.

«Nuestro mapa muestra que el disco de la Vía Láctea no es plano», ha dicho en un vídeo Przemek Mroz, coautor del estudio. «Está curvado y retorcido. Además, esta es la primera vez que podemos usar objetos individuales –las estrellas variables– para mostrar esto en tres dimensiones».

Las estrellas variables o Cefeidas son estrellas supergigantes muy jóvenes que se caracterizan por experimentar variaciones de brillo periódicas (de uno a 100 días) muy intensas. Gracias a esto, se puede observar sus cambios de «humor» incluso a través de una galaxia entera.

Comparación de una simulación (izquierda) y de las observaciones (derecha) de las Cefeidas distribuidas por los brazos espirales
Comparación de una simulación (izquierda) y de las observaciones (derecha) de las Cefeidas distribuidas por los brazos espirales - J. Skowron / OGLE / Universidad de Varsovia

Pero una de las cosas más interesantes de las Cefeidas es que son candelas estándar. Esto quiere decir que son objetos cuyo comportamiento es tan predecible que observarlo nos permite saber a qué distancia están tanto ellas como su entorno. Esto es muy importante, porque calcular las distancias astronómicas es uno de los mayores problemas a los que se enfrenta esta disciplina. Sin las distancias, resulta difícil saber qué tamaño tienen las cosas, cuál es su luminosidad y, en definitiva, cuál es su naturaleza.

Las Cefeidas llevan décadas siendo empleadas como candelas estándar. En esta ocasión, el equipo de Dorota Skowron ha hecho un importante esfuerzo para calcular la distancia a de 2.431 estrellas variables dispersas por toda la Vía Láctea, después de una extensa campaña de investigación (de nombre «Experimento Óptico de Lente Gravitacional» u OGLE, en inglés) doblara el número de estas estrellas conocidas. Todo esto requirió contrarrestar la opacidad del polvo galáctico, concentrado en el disco de la galaxia.

Gracias a esto, los investigadores han calculado todas las distancias hasta el Sol y han creado un mapa tridimensional a gran escala de la Vía Láctea, que ha permitido afinar el conocimiento sobre la forma y la curvatura de su disco estelar. De esta forma, han llegado a una estructura que difiere de las predicciones anteriores.

El mapa recién creado representa una porción considerable de la galaxia y aporta información sobre la extensión y la forma del disco estelar.