Nutrición

¿Es cierto que la alcachofa ayuda a adelgazar?

Rica en fibra dietética, con capacidad saciante, baja en calorías y con poder diurético. Si, todo eso es real, pero la alcachofa no es un alimento «milagro» según aclaran los expertos

La alcachofa tiene pocas calorías, es saciante y diurética
La alcachofa tiene pocas calorías, es saciante y diurética
Enviar noticia por correo electrónico

No, no estamos hablando de la «dieta de la alcachofa», sino del alimento en sí, del vegetal. O mejor dicho de la flor, pues resulta que la alcachofa (cynara scolymus) es una flor de la familia de las «Asteraceae». Se consume como verdura y entre sus características nutricionales principales la Dra. Elena Aguilar, dietista-nutricionista de Codinma, destaca su bajo contenido energético y su riqueza en agua y fibra dietética. También aporta inulina, vitamina A, C y B y minerales como el potasio (especialmente), el calcio, el fósforo y el magnesio.

A la alcachofa se le atribuye la posibilidad de mejorar el tránsito intestinal, así como propiedades hipoglucémicas, hipocolesterolémicas o hipotensoras, por lo que, según afirma la Dra. Aguilar, su consumo se recomienda especialmente a las personas que padezcan estreñimiento, diabetes, colesterol alto, piedras en el riñón o hipertensión.

Además, es fuente de esteroles y sustancias con acción antiinflamatoria y antioxidante, tales como el cinarósido, el ácido cítrico, el ácido málico y el ácido clorogénico.

¿Pero es buena para adelgazar o no?

Al ser un alimento rico en fibra dietética, la alcachofa tiene una alta capacidad saciante. Asimismo, la experta de Codinma revela que es una verdura baja en calorías y tiene un marcado poder diurético debido a su alto contenido en potasio y a una sustancia denominada cinarina, que le confiere ese sabor característico entre dulce y amargo.

Es cierto que, por todas estas características la alcachofa pueda ser uno de los alimentos que figuren en las dietas orientadas a la pérdida de peso. Pero esto no quiere decir, tal como defiende la Dra. Aguilar, que sea conveniente ensalzar a la alcachofa por encima del resto de las verduras y las hortaliza, pues «corremos el riesgo de que la población lo entienda como un alimento milagroso para la pérdida de peso y eso no es cierto», sentencia.

El único modo de perder peso, según aclara la experta, es seguir una alimentación equilibrada, rica en verduras, hortalizas y frutas, pero también con una proporción adecuada de alimentos proteicos, fuentes de hidratos de carbono (especialmente integrales) y ricos en calcio (como los lácteos). En cuanto a la bebida principal siempre debe ser el agua, según explica.

A la hora de distribuir los alimentos, la dietista-nutricionista recomienda el consumo de dos raciones diarias del grupo de verduras y hortalizas. Lo ideal es consumirlas tanto en la comida como en la cena y variar «de color» lo máximo posible. «Las tonalidades de las frutas, verduras y hortalizas nos informan acerca de ciertos nutrientes que predominan en ellos, por lo que lo deseable es llenar de color nuestra alimentación diaria y así enriquecer de nutrientes los platos», recomienda Aguilar.

Otro de los aspectos que subraya la experta es la importancia de elegir productos vegetales de temporada y de proximidad, pues esto hace que los podamos consumir en su estado óptimo de maduración y posean sus mejores cualidades propiedades nutricionales y organolépticas, además de que esta práctica contribuya a favorecer la sostenibilidad.