Internacional

El régimen cubano condena al preso de conciencia Eduardo Cardet a tres años de cárcel

El coordinador nacional del Movimiento Cristiano Liberación, fundado por Oswaldo Payá, está acusado de un delito de atentado contra la autoridad

Cardet fue detenido con violencia cinco días después de la muerte de Fidel Castro

Eduardo Cardet, coordinador del Movimiento Cristiano Liberación, durante una entrevista a ABC en Madrid
Eduardo Cardet, coordinador del Movimiento Cristiano Liberación, durante una entrevista a ABC en Madrid - Juan Piedra

El opositor cubano Eduardo Cardet, coordinador nacional del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), ha sido condenado a tres años de prisión acusado de un delito de atentado contra la autoridad, por el que fue detenido con violencia cinco días después de la muerte de Fidel Castro y que su familia niega. Cardet es considerado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional.

La esposa de Cardet, Yaimaris Vecino, explicó por teléfono a Efe «muy impactada» que su marido conoció este martes el fallo judicial, después de que su caso quedara visto para sentencia el pasado 3 de marzo en un tribunal de la ciudad oriental de Gibara, en la provincia de Holguín. Según informó el propio Cardet a su mujer, la «sentencia está basada en datos manipulados, sin tener en cuenta el testimonio de los testigos de la defensa». La familia ha anunciado que recurrirá la sentencia, según el MCL.

Cardet, según la versión de sus allegados, está preso desde el pasado 30 de noviembre supuestamente por atacar a un agente durante un «violento» arresto en la localidad de Velasco (Holguín). Desde su detención, en tres ocasiones a Cardet, de 47 años y médico de profesión, le fue denegado el recurso de fianza para esperar el juicio en libertad, según medios disidentes.

«En cierta medida esperábamos que sucediera (...). Desestimaron todo lo aportado por la defensa y sus testigos, ellos mantuvieron las falsedades, el circo ese que montaron», consideró Vecino sobre el fallo judicial. Señaló además que cuentan con un plazo de diez días hábiles para apelar la sentencia, que coincide con la pena máxima solicitada por la Fiscalía cubana. «Vamos a recurrir y a hacer lo que esté a nuestro alcance», subrayó.

Preso por disentir

Yaimaris Vecino confió en poder visitar a su esposo esta semana en el centro de detención provisional en el que se encuentra en Gibara, para poder «hablar con más libertad sobre el documento que le entregaron en la prisión». «La forma en que redactaron y manipularon el caso es de un descaro enorme», añadió.

Amnistía Internacional ha pedido la liberación «inmediata e incondicional» de Cardet, a quien considera preso de conciencia porque está encarcelado «solamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión». Tanto la familia como activistas del MCL sostienen que la acusación contra Cardet es un delito «fabricado» por el Gobierno cubano para evitar que continuara su trabajo en la organización opositora.

Tras la muerte del líder del MCL, Oswaldo Payá, en julio de 2012, Eduardo Cardet, que tenía otras responsabilidades en la organización, fue nombrado coordinador nacional del grupo disidente en la isla en noviembre de 2014. Cardet fue uno de los gestores del Proyecto Varela, que lideró Payá, y de otras iniciativas que han abogado por una transición política pacífica en Cuba.

Toda la actualidad en portada

comentarios