Internacional

Internacional

Piden que Londres interceda por Bradley Manning y averigüen si es torturado

Amnistía Internacional solicita la implicación del Gobierno de Cameron alegando que el soldado, hijo de madre galesa, podría reclamar la doble ciudadanía (americana y británica)

Día 03/02/2011 - 14.12h
Fotografía de archivo del soldado Bradley Manning

Amnistía Internacional ha pedido abrir una investigación para averiguar si el trato dispensado a Bradley Manning, el joven oficial de inteligencia militar de Estados Unidos que se supone que ha sido el mayor proveedor de documentos secretos de WikiLeaks, constituye tortura. Mientras Julian Assange vive un arresto domiciliario de oro en una mansión en la Gran Bretaña, Manning languidece confinado en soledad 23 horas al día en una prisión de los marines en Quantico, Virginia. Según su abogado, David E.Coombs, carece de cama, mantas o ni siquiera una almohada para dormir, no tiene derecho a ningún objeto de uso personal en su celda, no puede practicar ejercicio en ella ni descansar mucho rato seguido, ya que cada cinco minutos debe atender a requerimientos de los guardias. Estos también pueden despertarle cuando duerme si lo consideran oportuno.

AI ha pedido también la implicación del gobierno del Reino Unido, alegando que el soldado, hijo de madre galesa, quizás podría reclamar la doble ciudadanía americana y británica. Incluso si esta última no se le llegara a reconocer, bastaría que Londres abriera una investigación para suavizar las condiciones de su encarcelamiento.

Aislado del mundo exterior

¿Exagera el abogado de Manning o este está de verdad enterrado en vida? El confinamiento solitario es una práctica bastante más extendida en el sistema penitenciario de Estados Unidos de lo que mucha gente sospecha. No sólo se aplica a extranjeros sospechosos de terrorismo. También lo sufren nacionales condenados por delitos considerados particularmente “odiosos”, tales como haber matado a un policía o a un funcionario de prisiones o ser un traidor. Este castigo ha sido infligido a varios norteamericanos que pasaron secretos de su país a la Unión Soviética. Manning podría estar recibiendo un tratamiento propio de los peores momentos de la Guerra Fría, pero no exclusivo de ella.

En las llamadas supermax facilities, prisiones de alta seguridad, existen celdas de aislamiento de las que el condenado sólo sale, con suerte, una hora al día, y no mantiene más interacción humana que la ocasional con los guardias. No consta en ningún reglamento que eso incluya la prohibición de tener libros o televisión en la celda o de dormir en una cama o por lo menos un colchón. Pero hay que tener en cuenta que las autoridades penitenciarias sobre el terreno tienen mucho margen para apretar las tuercas en nombre de la seguridad y/o la disciplina. Hay quien ha pasado años o incluso décadas así. Según algunos estudios, bastan unos meses para producir enajenaciones mentales a veces irreversibles.

Escasa colaboración de Wikileaks

Si es verdad lo que se dice de Manning, lo curioso es que en su caso el castigo estaría precediendo a la condena, ya que por ahora el soldado no ha sido objeto de ninguna sentencia. Por otro lado es llamativa la dejadez de WikiLeaks: tras prometer que se harían cargo de los posibles gastos de defensa legal de Manning, pasaron meses desentendiéndose de él. Finalmente le han donado 15.000 dólares. Pero harían falta 100.000 más para cubrir los gastos.

¿WikiLeaks no paga chivatos? En una de sus espectaculares comparecencias públicas Julian Assange en persona dijo que Bradley Manning sería “un héroe sin parangón” de ser verdaderamente él quien está detrás de la masiva filtración de documentos, dato que no confirmó ni desmintió. ¿Le están haciendo un favor judicial o le están haciendo un feo? No deja de ser curioso el contraste entre la atención pública que recibe la “persecución” contra Assange y los problemas mucho más sobrecogedores de Manning.

Quien por otro lado tampoco está muy claro por qué hizo lo que hizo, si es que de verdad lo hizo. A la versión del heroico hacker que decide sacar a la luz pública los secretos más inconfesables de su país –justo lo contrario de lo que se espera de un oficial de inteligencia-, se sobrepone ahora otra que describe a Manning como un desequilibrado mental de pronóstico complicado. Ya había arrojado unas cuentas sillas a la cabeza de colegas cuando un informe médico desaconsejó mandar a Irak a alguien tan inestable. El ejército agradeció el consejo pero, como había escasez de oficiales de inteligencia sobre el terreno, lo desatendió. Y este es el resultado.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
El pueblo de Madrid despide al insigne político español
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.