La diputada islandesa Birgitta Jonsdottir, que fue voluntaria de Wikileaks - AFP

La Justicia de EE.UU. investiga la actividad de WikiLeaks en Twitter

Washington dice que va a reubicar a personas que salen en los cables y de las que peligra su seguridad

corresponsal en washington Actualizado:

Dentro de la ofensiva del gobierno de EE.UU. contra las filtraciones de sus secretos oficiales en Internet, la corte federal de Virginia ha ordenado a la compañía americana Twitter la entrega de todos los detalles de las cuentas de una serie de individuos relacionados con WikiLeaks. A la espera de posibles procesamientos, la requisitoria judicial con fecha del 14 de diciembre exige a Twitter la entrega de claves, direcciones, historial de conexiones, números de teléfonos e incluso posibles detalles de pagos.

La lista de personas cuya actividad en la red social Twitter interesa a la Justicia de Estados Unidos se encuentra encabezada por Julian Assange. Sin entrar en detalles, la orden judicial indica que los fiscales federales han presentado evidencias suficientes de que la información en poder de Twitter resulta pertinente y relevante para "una investigación criminal en marcha".

Justicia está desde hace semanas juntando cargos contra Assange

En este sentido, ha trascendido que el Departamento de Justicia se encuentra trabajando desde hace semanas en la posible formulación de cargos contra el fundador de WikiLeaks por un delito de activa conspiración para divulgar secretos oficiales. Acusaciones que se basarían en la presunta relación entre Assange y el soldado Bardley Manning, a pesar de que el primero haya negado cualquier tipo de contacto con el especialista en inteligencia militar que tuvo acceso a todo tipo de material confidencial durante su destino en Bagdad.

De hecho, la información exigida por la Corte federal de Virginia a Twitter, cuya sede corporativa se encuentra en San Francisco, incluye tanto a Julian Assange como al soldado Bradley Manning y la parlamentaria de Islandia, Birgitta Jonsdottir. La lista también menciona al "hacker" holandés Rop Gonggrijp y el informático americano Jacob Appelbaum, que en el pasado han colaborado para WikiLeaks.

El soldado Manning, considerado como la "garganta profunda" de los cables diplomáticos divulgados por WikiLeaks, se encuentra encarcelado en régimen de aislamiento en una base de los "marines" en Virginia. Durante este año se enfrentará a un juicio castrense que le puede costar una pena de medio siglo de privación de libertad.

La información fue confirmada también, precisamente en Twitter, por la diputada islandesa y antigua voluntaria de la web de Julian Assange, Birgitta Jonsdottir.