Valladolid, ciudad amiga del turismo y la gastronomía

Moderna, dinámica, divertida y muy, muy sabrosa. Bien comunicada, es un buen plan para organizar, en cualquier momento, una escapada para saborearla

Actualizado:

Junto con los recursos de carácter patrimonial, histórico-artístico, gastronómico, enoturístico y lingüístico, se encuentran los de carácter meramente cultural, lúdico y de ocio, con una intensa programación de actividades deportivas, musicales, teatrales, exposiciones, conciertos, etc., que dan a Valladolid un sello distintivo y diferencial, lo que ha convertido la cultura en una de sus señas de identidad.

Hay mucho que ver y disfrutar. El simple recuento de sus monumentos así lo testifica: conventos e iglesias, palacios y otros edificios civiles de gran interés como la Universidad, el Ayuntamiento, la Academia de Caballería … pueblan todo el centro histórico. Y un gran número de zonas verdes y espacios naturales, jardines y riberas fluviales. El Museo de Arte Contemporáneo Español Patio Herreriano, el magnífico Museo Nacional de Escultura y los de la Ciencia, el de Valladolid, el Diocesano y Catedralicio completan hasta una veintena de estas sedes cuturales.

En cuanto al calendario festivo, tiene varias citas arraigadas como Pingüinos, la Semana Santa, el Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle, la Semana Internacional de Cine, el XV Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid y el III Campeonato Mundial de Tapas, que se celebrarán del 4 al 6 de noviembre. Capítulo aparte merece la celebración de las fiestas patronales de mayo pero, sobre todo, de septiembre, en honor de la Virgen de San Lorenzo con reuniones gastronómicas tan populares como la Feria de Día.

Para saber qué es lo que se cuece en la capital del Pisuerga, lo mejor es acercarse a los fogones de sus bares y restaurantes, artífices de una auténtica revolución culinaria. En ellos podemos encontrar, junto a platos tradicionales como el lechazo asado, elaboraciones más vanguardistas e innovadoras. Una gastronomía basada en la calidad de los productos tradicionales que, sin perder de vista sus orígenes, ha sabido actualizarse. Hoy, numerosos profesionales elaboran una variada y rica oferta gastronómica que ha sabido evolucionar hacia las demandas de la cocina actual. A todo esto se une el privilegio de contar con cinco denominaciones de origen vitivinícolas: Ribera del Duero, Rueda, Cigales, Toro y Tierra de León, que convierten a esta zona en el mejor paraíso para los amantes del buen vino y la buena mesa. Vinos con personalidad propia formada por las características de una tierra y clima específicos.

Y, además, una amplia y de calidad oferta hotelera en todas sus categorías y otra serie de recursos como el bus turístico, las visitas guiadas… Una amplia oferta de servicios para todos los gustos, además de la hospitalidad de las gentes que son su mejor reclamo.

TURISMO DE VALLADOLID

(Stands 3 y 19)

info.valladolid.es