rototom sunsplash/flickr

Todo lo que necesitas saber para ir de camping

Para que la experiencia sea buena, existen una serie de aspectos que debemos tener en cuenta antes de realizar una acampada

Actualizado:

El camping nos ofrece entre otras cosas la oportunidad de disfrutar de la naturaleza y del aire libre. Pero antes de realizar una acampada existen diferentes cosas que tenemos que tener en cuenta.

Lo primero y más importante es elegir el destino y el lugar donde queremos realizar nuestra acampada. Existen dos opciones principales a la hora de ir de camping. Podemos acudir a una zona de camping establecida como alojamiento, en la que normalmente se ofrecen diferentes tipos de servicios, como cuartos de baño y duchas, o realizar la acampada libre o en zonas privadas con un permiso previo.

Actualmente la acampada libre en España está casi totalmente prohibida. No existe una normativa a nivel estatal, sino que cada Comunidad Autónoma tiene su propia regulación. Por esto es recomendable, una vez elegido el destino, consultar la normativa concreta de la zona elegida para evitar multas indeseadas. Puede ser útil consultar a La Federación Española de Empresarios de Camping (FEEC), que nos podrá aportar información específica de cada lugar.

Una vez elegido el lugar de destino y tipo de acampada que vamos a realizar tenemos que tener en cuenta una serie de elementos imprescindibles en todo campamento:

El primero es la tienda de campaña. Las cualidades que se deben tener en cuenta a la hora de adquirir una son la calidad y la resistencia de sus tejidos, el número máximo de ocupantes y la facilidad de montaje. Hoy en día existen tiendas de montaje muy fácil. Si elegimos una más tradicional, hay que tener en cuenta que necesitaremos diferentes herramientas para montarla.

Otro elemento muy importante es el saco de dormir. A la hora de elegirlo, hay que tener en cuenta la estación del año en la que nos encontramos, y la temperatura que haya por la noche. Es recomendable acompañarlo de una esterilla o de un colchón hinchable para más comodidad.

También preparar la mochila adecuadamente es importante. Hay que comprobar el tiempo que suele hacer en la zona elegida con antelación para saber qué tipo de ropa debemos llevar. No debemos cargar con todo el armario, hay que llevar ropa cómoda y adecuada para el tiempo que va a hacer. Siempre hay que llevar algo de abrigo y algo impermeable por si acaso. También hay que tener en cuenta el calzado. Tiene que ser cómodo y adecuado para el campo.

No hay que olvidarse de llevar también todo lo necesario para cocinar. Utensilios básicos de cocina, agua potable, comida en lata, una cocina a gas, una nevera pequeña, útiles para lavar los cacharros y bolsas de basura.

Es imprescindible también un botiquín para primeros auxilios, medicamentos básicos y repelentes contra insectos, así como linternas pilas y cerillas.

Por último, no debemos olvidarnos de elementos para la higiene personal, como jabón, toalla, pasta de dientes y papel higiénico.

Una vez terminada la acampada debemos limpiar bien la zona en la que hemos estado, y dejarlo todo tal y como estaba.