Huawei inaugura un centro de ciberseguridad para generar transparencia en la industria

La compañía china pide al sector y al gobierno que establezcan estándares de ciberseguridad unificados y objetivos

ENVIADO ESPECIAL A BRUSELASActualizado:

Aunque no lo queramos denominar de esa manera, volvemos a estar en plena guerra fría entre dos súper potencias económicas: la estadounidense y la china. Estos dos bloques ya no esgrimen misiles nucleares, sino bloqueos económicos o el dominio de las redes de comunicación. La fuerza de los países ya no se define por el número de cabezas nucleares que poseen, sino por su dominio de las redes móviles y el acceso a la información que éstas otorgan. Seguramente ya no vamos a volver a vivir la crisis de los misiles de Cuba, pero sí hemos sido testigos de cómo Canadá arrestó a la directora financiera de Huawei a principios de diciembre del año pasado. Una clara provocación de Trump hacia el gobierno chino.

Todo ello ha desencadenado en una serie de denuncias cruzadas. Por un lado la fiscalía general americana presentó una demanda por 23 cargos contra Huawei y su directora financiera en la corte de Nueva York, asegurando que existen puertas traseras por las que el gobiernos chino espía a través de su tecnología, y por su parte Huawei, según el «New York Times», denunciará al gobierno americano en el tribunal del distrito este de Texas. También, Meng Wanzhou, la directora financiera de Huawei, ha acusado al gobierno canadiense de violar sus derechos fundamentales. En los próximos meses veremos cuál es el desenlace de esta película de intrigas y espionaje.

En medio de toda esta tormenta, Huawei acaba de inaugurar un centro de ciberseguridad enfocado en la transparencia en pleno corazón financiero de Bruselas, sede también de la UE. Una oficina que básicamente quiere dar espacio a todos los actores del mundo de las telecomunicaciones, reguladores, operadores o gobiernos, para que colaboren y propongan pruebas sobre dispositivos y tecnología Huawei. Lo más interesante de esta oficina es que, bajo una estricta seguridad, ofrece conexión directa con los servidores de Huawei en China, tanto para hacer pruebas de software como para comprobar todos los sistemas de la compañía. La oficina también cuenta con un laboratorio de pruebas, donde se puede verificar la seguridad de cualquier hardware de la marca china.

Ken Hu, CEO rotatorio de Huawei, declaró durante la presentación que este edificio es ahora más crítico que nunca, debido a los últimos eventos que hemos citado con anterioridad, ya que la confianza es indispensable en este sector. Existe un gran desconocimiento, tanto entre las empresas privadas como públicas, sobre los procedimientos de ciberseguridad. En definitiva, no existen estándares sobre ciberseguridad, ni metodología alguna para verificarlos. En palabras de Ken Hu, la sociedad todavía tiene que enfrentar muchos desafíos en cuanto a madurez en estos aspectos de seguridad digital, y el centro recién abierto es el pequeño grano de arena que aporta Huawei para que eso cambie.

El espacio multifuncional todavía no tiene un objetivo específico. Huawei provee de las herramientas, de un laboratorio y espacio de reuniones, y serán las partes interesadas las que definan cómo los quieren usar. Antes de la inauguración, tres empresas ya utilizaron este espacio para poner a prueba diferentes aspectos de la seguridad del hardware de Huawei.

En definitiva, el centro de ciberseguridad de Huawei es una forma de ofrecer a terceros transparencia mediante el acceso a todos los productos de la marca china, y demostrar de esta manera que no se oculta absolutamente nada, acallando las voces más críticas. Incluso Vincent Pang, Presidente de Huawei para Europa, afirmó: «En los últimos 30 años nunca nos han pedido datos desde China. El gobierno chino no tiene ningún interés en poner una puerta trasera en nuestros productos. Si en algún momento el gobierno chino, que no creo que pase, pidiera acceso a datos de Huawei y la empresa no pudiera negarse, el CEO y fundador de la compañía prometió cerrar la compañía antes que ceder ninguno de estos datos. Creo que no hay una declaración de intenciones más clara que esta».

Según relató John Suffolk, vicepresidente de ciberseguridad de Huawei, se le ofreció al gobierno americano la apertura de un centro similar en su país, propuesta que rechazó sin dar más explicaciones. La razón de abrir el centro en Bruselas es que Huawei considera la regulación europea del GDPR o Reglamento General de Protección de Datos, como la más avanzada del mundo, y la que ofrece mayores garantías de privacidad a sus ciudadanos. Un buen argumento para empezar a construir sobre una legislación ya existente, utilizando los medios propuestos por Huawei en Bruselas.

Este centro de ciberseguridad es toda una declaración de intenciones por parte de Huawei y una forma de contrarrestar la mala prensa de la marca china de los últimos meses. Tendremos que esperar un tiempo para ver qué efecto ha tenido en sus clientes y socios de la industria.