Dibujo de Meng Wanzhou durante su comparecencia en la Corte Suprema de Canadá el pasado 7 de diciembre
Dibujo de Meng Wanzhou durante su comparecencia en la Corte Suprema de Canadá el pasado 7 de diciembre - Reuters

Canadá inicia la extradición a EE.UU. de Meng Wanzhou, la jefa financiera de Huawei

China tilda la decisión de «grave violación de los derechos legítimos de un ciudadano chino»

Corresponsal en Nueva YorkActualizado:

Canadá ha dado el visto bueno al inicio del proceso de extradición a EE.UU. de Meng Wanzhou, directora financiera del gigante tecnológico chino Huawei, en una decisión que tensa la cuerda en las relaciones diplomáticas de los dos países norteamericanos con China. Meng está detenida en Vancouver desde el pasado 1 de diciembre, cuando las autoridades canadienses ejecutaron una orden de búsqueda de EE.UU. contra ella. Meng es hija de Ren Zhengfei, fundador de Huawei, uno de los orgullos tecnológicos de China.

En enero, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó una batería de cargos contra Huawei, dos compañías filiales y Meng por violar el régimen de sanciones a Irán. La ejecutiva comparecerá el próximo miércoles ante el Tribunal Supremo de la provincia de Columbia Británica para iniciar el proceso de extradición. Las autoridades de Canadá aseguraron que la decisión se ha tomado «después de una revisión completa y diligente de las pruebas en este caso».

Represalias

«El abuso por parte de Estados Unidos y Canadá de sus reglas de extradición es una grave violación de los derechos legítimos de un ciudadano chino», reaccionó Lu Kang, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, que respondió en diciembre a la detención de Meng con represalias: detuvo a dos ciudadanos canadienses en territorio chino, un diplomático y un empresario. Ambos siguen arrestados. La Embajada de China en Canadá cuestionó el «respeto al principio del estado de derecho y la independencia judicial» y exigió que se rechace la petición de extradición y se libere «inmediatamente» a Meng.

Los cargos estadounidenses contra Huawei y Meng salpican a las tensiones económicas que mantienen ambos países, con repetidas acusaciones de Washington a Pekín de que sus compañías roban propiedad intelectual tecnológica estadounidense. Después de un año de guerra comercial, con imposición mutua de aranceles, las negociaciones entre ambos países se retomaron la semana pasada y, según el presidente de EE.UU., Donald Trump, se produjeron «avances importantes».