ABC

rodar

Siete coches únicos a subasta y el error que lo cambió todo

Una confusión cambió la dirección de las inversiones

Ford GT40 Roadster Prototype - Ford
ActualizadoS.M.S.M.Leer despuésCompartir
Enviar noticia por correo electrónico

Pebble Beach, en Monterrey, California, se convierte cada agosto en el escenario idóneo para la subasta de vehículos más exclusiva del mundo.

Es un escenario excelente además para medir la temperatura del mercado de este tipo de modelos, que este año parece haber sufrido un pequeño enfriamiento, con una caída media de 75.000 dólares por vehículo.

Aún así, se han visto sobre el estrado piezas excepcionales. Alguna se ha quedado sin vender. Otra ha protagonizado una polémica inédita.

Porsche Type 64

Porsche Type 64
Porsche Type 64 - Porsche

Se esperaba que el coupé Type 64, cuya aerodinámica carrocería asemeja un OVNI, alcanzara un precio de veinte millones de dólares (lo que lo situaría como el modelo de la marca más caro).

Es el primer Porsche propiamente dicho de la historia, se esperaba qeu fuera el más caro. Sin embargo un descomunal error de la organización hizo que el valor se disparara rápidamente, antes de ser corregido.

Según Bloomberg, alguien confundió las pujas «trece millones» (thirteen million) y «diecisiete millones» (seventeen million) por «treinta millones» (thirty million) y «setenta millones» (seventy million). Al final, la puja quedó desierta.

Construido en 1939, el Porsche Type 64es anterior a la propia marca alemana de deportivos, fundada en 1948, y que considera su primer modelo el 356, fabricado a partir de ese año. Sin embargo, el Type 64 luce el apellido de su constructor, Ferdinand, sobre el capó.

Esto hizo que Sothebys lo publicitara como «el primer Porsche», lo que generó polémica días antes de la propia subasta.

Ford GT40 Roadster Prototype

Ford GT40 Roadster Prototype
Ford GT40 Roadster Prototype - Ford

El rarísimo Ford GT40 Roadster Prototype se puso a la venta con un precio estimado de entre 7 y 9 millones de dólares. Se trata del primer roadster construido de una serie de tan solo seis, y el único que ha sobrevivido hasta nuestros días en su estado original.

Construido en 1965, equipa un motor V8 de 380CV y transmisión manual de cuatro velocidades, y fue conducido, entre otros, por Ken Miles, Carroll Shelby o Jim Clark. Finalmente, fue adquirido por 7,65 millones.

McLaren F1 LM

McLaren F1 LM
McLaren F1 LM - McLaren

Otra unidad perfectamente mantenida, la más cara de hecho de la selección, es uno de los dos únicos McLaren F1 adaptados a especificaciones de LM, para conmemorar la victoria de la marca en las 24 Horas de Le Mans de 1995 (de ahí las siglas).

Entre otras modificaciones, su motor V-12 fue perfeccionado para rendir 627CV, y apenas cuenta con 12.000 kilómetros en su odómetro. Se esperaba que alcanzara un precio de 21 millones de dólares, aunque finalmente se quedó en «solo» 19,8 millones.

Ferrari 250 California SWB Spider Scaglietti

Ferrari 250 California SWB Spider Scaglietti
Ferrari 250 California SWB Spider Scaglietti - Ferrari

Este precioso California descapotable aún sigue a la venta, puesto que no se alcanzó la puja mínima por su adquisición: unos 10 millones de dólares.

Aston Martin DB3S Works

Aston Martin DB3S Works
Aston Martin DB3S Works - Aston Martin

Tampoco se vendió este espectacular Aston Martin DB3S Works de 1953, ganador de las 9 horas de Woodwood, que partía de 8.750.000 dólares. Equipa un potente motor 2.9 litros de 240CV.

Aston Martin DB5 «Bond Car»

Aston Martin DB5 «Bond Car»
Aston Martin DB5 «Bond Car» - Aston Martin

También se subastó uno de los Aston Martin DB5 utilizados en la producción de películas de James Bond hace 50 años, por la cifra récord de 6,4 millones de dólares (5,8 millones de euros). El vehículo, que es el modelo más asociado con el personaje creado por Ian Fleming, es uno de los tres utilizados para la famosa serie de películas de 007 y que han sobrevivido el tiempo.

El vehículo, pintado con un suave gris, cuenta con parachoques extensibles, generador de humo, una pantalla trasera a prueba de balas, matrícula rotatoria, cuchillas para neumáticos y ametralladoras Browning del calibre 30 en los faros aunque no son funcionales, informa Efe.

El Aston Martin DB5 fue lanzado por la marca británica en 1963 como un biplaza de lujo y tras aparecer por primer vez en la tercera película de James Bond, "Goldfinger", con el actor Sean Connery al volante, se convirtió en un elemento obligado en la serie durante varios años.

El DB5 también protagonizó las películas "Thunderball", "GoldenEye", y apareció en los filmes "El mañana nunca muere", "Casino Royal", "Skyfall" y "Spectre".

El valor de los Aston Martin DB5 de James Bond no deja de aumentar con el tiempo. El automóvil subastado ayer en Pebble Beach, y que estuvo durante 35 años exhibido en el Museo del Automóvil de Smokey Mountain (EEUU), fue vendido en 2006 por 2 090 000 dólares (1 811 215 euros). Y en 2011, uno de los DB5 utilizados en la filmación de James Bond fue subastado por 4,6 millones de dólares (4,1 millones de euros).

El DB5 fue diseñado para Aston Martin por la empresa italiana Carrozzeria Touring Superleggera con un motor totalmente de aluminio de 4 litros y una transmisión de cinco velocidades que produce 282 caballos de potencia. El automóvil alcanza una velocidad máxima de 233 kilómetros por hora.

Aston Martin produjo tres variantes del DB5. La Vantage fue la más potente con tres carburadores y que tenía una potencia de 325 caballos. De la versión descapotable del DB5 se produjeron 123 unidades. La tercera variante fue una serie de 12 vehículos con tres puertas.

Maserati 5000GT

Aston Martin
Aston Martin - Maserati

En mucho peor estado se encuentra otra unidad única, un Maserati 5000GT que a cambio puede presumir de una historia muy más prolífica. Producido a instancias de Mohammad Reza Pahleví, Sha de Persia, que quería un coche «de calle» que equipara el motor V-8 del deportivo 450S, la unidad subastada en Monterey desde 500.000 dólares fue la única carrozada por la italiana Ghia.

Construida para Ferdinando Innocenti, creador de la escúter Lambrettaa, fue exhibido en el Salón de Turín de 1961. Fue uno de sus momentos de gloria antes de ser adquirido por el saudí Rubayan Alrubayan, quién lo mantuvo durante 50 años estacionado al aire libre, hasta que lo recuperaron sus herederos.

Pese a los años transcurridos y a que estuvo a punto de ser desguazado -así lo prueba un grafiti en árabe en una puerta-, aún conserva su motor original de 300CV y su transmisión, así como las marcas de Ghia sobre la chapa.

Su estado, no obstante, no fue impedimento para su venta. Eso sí, alcanzó un precio algo inferior a lo esperado: 533.000 dólares, pese a que se estimaba que superaría los 700.000.

Top Summum

  1. 1

    Cómo cambiar tu cuerpo en un año

  2. 2

    El camión más caro del mundo

  3. 3

    El método infalible de Cristiano Ronaldo para marcar abdominales

  4. 4

    Bebidas probióticas: qué, cómo, por qué

  5. 5

    Por qué entrenar el core debería ser tu principal objetivo fitness

  6. 6

    Así es el nuevo coche de lujo que Fernando Alonso ha comprado para su colección

  7. 7

    Famosas desnudas rodeadas de lujo, la última tendencia en Instagram

  8. 8

    Todo lo que debes saber si eres calvo

  9. 9

    El diminuto bikini Chanel de Kim Kardashian, en alquiler

  10. 10

    El coche de lujo más negro del mundo

  1. 1

    Por qué entrenar el core debería ser tu principal objetivo fitness

  2. 2

    La casa que Kaley Cuoco le compró a Kloé Kardashian por 4 millones de euros

  3. 3

    El camión más caro del mundo

  4. 4

    Bebidas probióticas: qué, cómo, por qué

  5. 5

    #Afterwork Summum: Seis planes de lujo que puedes hacer este septiembre en Madrid

  6. 6

    El método infalible de Cristiano Ronaldo para marcar abdominales

  7. 7

    Los coches más glamurosos del Salón de Frankfurt

  8. 8

    Relojes de doble firma: la inversión más exclusiva

  9. 9

    ¿Cuántos tipos de Yoga conoces y cuáles son sus beneficios?

  10. 10

    El Bentley más exclusivo del que solo se venderán 12 unidades