ABC

Moda

Cómo elegir y dónde comprar el perfecto traje de cuadros

Todo un clásico de la sastrería masculina al que prestar especial atención

El traje de cuadros, un clásico infalible - Instagram
ActualizadoMaría AguirreMaría Aguirre ColaboradorSeguirLeer despuésCompartir
Enviar noticia por correo electrónico

Tras unos años en los que los diseñadores han explorado todas las dimensiones posibles del ‘streetwear’ hasta exprimirlo al máximo, su polo opuesto, la sastrería, está cogiendo poco a poco el testigo y lleva ya dos temporadas en las que asoma la cabeza con fuerza en todas las grandes pasarelas. Las firmas, evidentemente, no hacen oídos sordos a lo que el hombre actual demanda, romper un poco con los cánones del traje clásico y el protocolo, de manera que puedan verse reinterpretaciones más atrevidas y originales de prendas que estaban un poco olvidadas en lo que va de siglo como por ejemplo el traje cruzado y el estampado de cuadros en todas sus variedades. Sobre el primero, ya vimos las claves sobre cómo llevarlo, de modo que en este texto vamos a desgranar al segundo de los elementos: cómo elegir el perfecto traje de cuadros.

Difuminación de los límites

Dentro de la sastrería clásica, el traje de cuadros ha estado reservado para aquellos hombres que habitualmente visten de este modo ya que cuentan con tantas piezas en su armario que pueden permitirse el lujo de adquirir este tipo de diseños que a priori son menos polivalentes y menos formales (el protocolo los excluye de los eventos más formales como las bodas) por lo que la opción del traje liso suele prevalecer en la mayoría de los vestidores.

Richard Biedul
Richard Biedul - Instagram

Sin embargo, los tiempos han cambiado y hoy en día el protocolo y los libros de estilo han visto cómo se difuminaban sus mensajes. Los límites ya no están claros ni los estilos son tan encajonados e inflexibles, lo que favorece a las prendas más atrevidas, que en el caso de la sastrería son los trajes de cuadros. Grises, azules y marrones siguen siendo los colores en los que más se llevan, pero también hay lugar para el negro y, de forma extraordinaria, para tonalidades más claras que le aportan un plus de osadía todavía mayor a este tipo de estampado que nunca había terminado de calar en general más allá del Reino Unido, donde la realeza hizo mucho por extenderlo, hasta dar nombre a uno de los patronajes más famosos, como después veremos.

Al ser un estampado abrumador de por sí, se suele evitar también hoy en día las combinaciones llamativas y estridentes con este tipo de trajes. Si decides mantener el estilo clásico, la camisa blanca y la corbata lisa y discreta permanecen como la mejor opción. Pero tanto los diseñadores como los estilistas más importantes se han atrevido a quitarle tensión y seriedad al traje de cuadros y lo han adaptado a la informalidad que vive la moda masculina en la actualidad. Por ello, no es raro verlo en combinación con un polo de punto, un jersey de cuello alto o una camisa sin corbata, casi siempre lisos, y unos botines en lugar de los habituales zapatos.

Posibilidades infinitas

Proliferan todo tipo de diseños de trajes con estampados de cuadros: los hay de dos piezas pero también se ha rescatado el clásico tres piezas con este estampado, que cada vez se ve más entre las grandes firmas de sastrería. En cuanto al corte, es muy habitual verlos en formato de doble botonadura, con chaqueta cruzada, como marcan las tendencias actuales. Y es que una de las ventajas de los trajes de cuadros es que puedes utilizar cualquiera de sus partes de forma independiente sin romper su sentido estético para darle un toque muy personal a otro ‘outfit’.

Eddie Redmayne
Eddie Redmayne

En cuanto al patronaje, estamos hablando de uno de las prendas que más variantes tiene en general, y desde luego la que más opciones permite dentro de la sastrería. Patrones con estampado de cuadros hay muchos, algunos similares entre ellos. Algunos ejemplos son el ‘sepherd’s check’, que suele englobar a los estampados de cuadros pequeños con numerosas líneas paralelas y horizontales que se cruzan; el Vichy, originario de esta localidad francesa allá por el sXVII; el colorido “madras check” indio; el ‘tattersall check’ o el ‘graph check’ entre otros, si bien los tres más famosos son el tartán o cuadros escoceses; el estampado Príncipe de Gales o ‘glen check’ y el ‘windowpane’ o cuadro ventana, que son los que explicamos a continuación.

Del inconfundible tartán al icónico Príncipe de Gales

El plaid, que es como se le conoce en inglés al estampado de cuadros tartán, está vinculado a las familias escocesas -les dan nombres específicos algunas incluso- de ahí que se le conozca en España también como los “cuadros escoceses”.

Es una tela de tartán gruesa en la que se fabrican las ‘kilt’, las míticas faldas del típico traje clásico masculino escocés. Son líneas que al cruzarse forman cuadros de distintos colores, ya que cada familia elegía su combinación. Se ve menos en trajes completos porque suele parecer excesivo, pero algunas marcas se atreven con algunos diseños. Es más habitual en bufandas, corbatas, abrigos, camisas o americanas.

Por su parte, el ‘glen check’ es posiblemente el más famoso estampado de cuadros en lo que a sastrería se refiere. Su fama se la debe al Duque de Windsor, que también fue Príncipe de Gales, un adelantado a su tiempo e icono de las vanguardias de la moda en la primera mitad del sXX del que ya nos hemos hecho eco en varios textos anteriores.

El Príncipe de Gales, el estampado más reconocible
El Príncipe de Gales, el estampado más reconocible - © Instagram

Este estampado es similar al tartán pero la diferencia radica en que suele ser monocromático, en color gris, a diferencia de su primo hermano que es policromático. Como mucho se añade un segundo color similar que suele ser el azul. Por ello es más habitual verlo en trajes completos y sin duda alguna resulta una opción mucho más elegante y favorecedora.

El cuadro ventana es el más llamativo junto al estampado ‘Príncipe de Gales’ por el tamaño y forma de los cuadros, que son como las ventanas, de ahí su nombre en inglés ‘window pane', que significa literalmente “panel de la ventana”’. La gran diferencia es que un cuadro totalmente limpio el que queda dibujado del cruce de dos líneas horizontales y verticales dando lugar a un dibujo geométrico y sencillo.

Hay versiones de cuadros más pequeños pero los más llamativos son sin duda alguna los que portan cuadros grandes. El cuadro ventana conforma un fantástico tándem junto a la chaqueta cruzada.

Recuerda que en cuestiones de protocolo, al igual que el traje de raya diplomática, no está concebido el traje de cuadros para eventos que exijan etiqueta, pero puedes sacarle mucho partido para el ámbito profesional y también en aquellos compromisos sociales que no requieran una vestimenta demasiado formal.

Top Summum jes

  1. 1

    La extravagante boda de 100 millones de dólares de la hija del hombre más rico de India

  2. 2

    La verdad tras el avión de diamantes de la aerolínea Emirates

  3. 3

    Los siete ejercicios que queman más calorías

  4. 4

    Restaurantes que no puedes perderte en Madrid

  5. 5

    Un árbol de Navidad de diamantes, el más lujoso del mundo

  6. 6

    Los nuevos SUV que están por llegar

  7. 7

    Dinos cómo es y te diremos qué joya regalarle

  8. 8

    Robert Redford pone en venta su millonaria mansión de California

  9. 9

    Los servicios «VIP» más extravagantes de las aerolíneas de lujo

  10. 10

    Los tratamientos de belleza más exclusivos para ponerte a tono de cara a la Navidad

  1. 1

    La boda de la hija del hombre más rico de India, en imágenes

  2. 2

    Un árbol de Navidad de diamantes, el más lujoso del mundo

  3. 3

    Las prendas de punto son para el invierno

  4. 4

    La extravagante boda de 100 millones de dólares de la hija del hombre más rico de India

  5. 5

    Los tratamientos de belleza más exclusivos para ponerte a tono de cara a la Navidad

  6. 6

    Cara Delevingne, la nueva musa del maquillaje Dior

  7. 7

    Cinco razones para seguir regalando perfumes en Navidad

  8. 8

    La verdad tras el avión de diamantes de la aerolínea Emirates

  9. 9

    ¿Cómo elegir el mejor hotel de lujo?

  10. 10

    Robert Redford pone en venta su millonaria mansión de California