El rector de la Universidad Internacional Menández Pelayo, Emilio Lora-Tamayo
El rector de la Universidad Internacional Menández Pelayo, Emilio Lora-Tamayo - EFE

Emilio Lora-Tamayo: «El Gobierno me pidió que dimitiera como rector para poner a una mujer»

Su destitución fulminante le convertirá en el rector más fugaz de la historia de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo

MADRIDActualizado:

El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, que dirige Pedro Duque, ha propuesto al Patronato de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) el cese de su rector, Emilio Lora-Tamayo. La petición llega apenas un año después de su nombramiento. Nunca antes un rector de esta institución había permanecido tan poco tiempo en el puesto. La propuesta del Ministerio obligará a la Universidad a recurrir a un mecanismo extraordinario para poder echarle, una especie de moción de censura en la que deberán votar a favor de su cese tres quintas partes de los miembros del Patronato. No hay aún un nombre para sustituir a este físico experto en electrónica y nanotecnología. Ni tampoco un perfil. Solo se conoce su género: sea quien sea, será mujer.

¿Por qué cree que el ministro Pedro Duque ordenó su cese?

A mí no me consta que sea el ministro Duque quien lo ordenara, aunque entiendo que el ministro estaba al corriente. Fue la secretaria de Estado de Universidades, Ángeles Heras, quien puso en mi conocimiento que querían cambiar al rector por una rectora. Me querían cesar para poner a una mujer

¿Esa fue la única explicación que le dieron?

Tuve especial interés en preguntar si tenían algún problema con mi gestión y la secretaria de Estado afirmó que no, pero que querían cambiar al rector por una mujer porque esa era la línea política del Gobierno.

¿Le adelantaron un nombre, una posible sustituta?

No, no sé quién me sustituirá ni tampoco si el Ministerio tiene ya un nombre. Lo único que me han repetido es que quieren una rectora al frente de la Menéndez Pelayo.

¿Le pidieron su dimisión para evitar su cese?

Sí. Me dieron a elegir entre presentar la dimisión o cesarme pero no lo consideré. Mi nombramiento se realizó hace un año siendo ministro Íñigo Méndez de Vigo. Fue a finales de noviembre aunque mi toma de posesión no tuvo lugar hasta finales de enero. Así que llevo apenas once meses trabajando. Mi nombramiento y el plan que esbocé para la Universidad fue respaldado de forma unánime por el Patronato de la UIMP. Por respeto a esa decisión del Patronato y a mis colaboradores que creyeron en ese plan, consideré que no podía renunciar. Por eso, les dije: «Si podéis cesarme, cesadme porque yo no tengo ninguna intención de dimitir».

Pero ese gesto de rebeldía le obligará a pasar por una moción de censura en la UIMP, un trago un poco amargo

Creo que es un gesto coherente y un acto de respeto hacia el patronato y el equipo que se embarcó conmigo para un programa de cuatro años. Nada más lejos de ser un acto de rebeldía.

¿Nunca se había recurrido a este mecanismo de moción de censura para echar a un rector de la UIMP? ¿Ni siquiera, cuando ha habido un cambio político en el Gobierno, como ha ocurrido ahora?

No, ni siquiera. Mi antecesor en el cargo fue César Nombela. El anterior a él fue Salvador Ordóñez que había sido secretario de estado de Universidades y había tenido varios cargos políticos en el Ejecutivo socialista. Él fue nombrado rector de la UIMP por el PSOE y continuó al frente de la Universidad con el Gobierno del PP durante un año más hasta que presentó su dimisión. Eso ocurrió hace dos rectores, pero si nos remontamos tiempo atrás, José Luis García Delgado estuvo nueve años entre 1995 y 2004 y sus periodos coinciden con gobiernos del PSOE y del PP. Quiero decir que el cargo de rector, como no puede ser de otra manera, debe ser un puesto académico y estar al margen de los vaivenes políticos como siempre ha ocurrido. La UIMP siempre ha integrado a todas las corrientes de pensamiento en un clima de diálogo, debate y libertad.

Usted se someterá a esta moción de censura, aunque entiendo que es consciente de que la decisión de relevarle está tomada

Evidentemente sí, pero así evito que alguien de mi equipo o el Patronato me pueda recriminar por renunciar al rectorado pese a haberme dado la confianza para un periodo de cuatro años. Si el Patronato de la UIMP me quita la confianza, evidentemente me iré.

¿Piensa que habrá mayoría suficiente para apoyar su destitución?

Ni pienso ni dejo de pensar. Ese día (el próximo 22 de noviembre) haré un resumen de la actividad realizada y en el momento en el que estamos. Entiendo que después se votará mi relevo.

¿Quiénes están en ese Patronato?

Hay personas del mundo académico, de empresas, de la industria farmacéutica, eléctrica, del ayuntamiento de Santander..

¿Ha pedido reunirse con el ministro Pedro Duque para pedirle explicaciones?

Creo que debo hablar con él. Le manifesté ayer (por el miércoles) a la secretaria de Estado que estaba sorprendido de que el ministro no haya querido comunicarme en algún momento el cese.

El Partido Popular ha pedido la comparecencia de Duque en el Congreso para explicar su destitución. ¿Le preocupa que se politice este caso?

Lo desconocía, no me gusta el embrollo político, pero era previsible.