La familia y el juez señalan al homeópata como máximo responsable de lo ocurrido
La familia y el juez señalan al homeópata como máximo responsable de lo ocurrido - ABC

Condenados a tres meses de cárcel los padres del niño que murió de otitis por cambiar los antibióticos por homeopatía

Los progenitores optaron por tratar al pequeño con homeopatía

RomaActualizado:

La trágica muerte de un niño por otitis, después de curas homeopáticas, con la condena de tres meses de cárcel a los padres y un proceso al médico, ha suscitado en Italia una ola de amargura y un mar de polémicas y críticas hacia el mundo de la homeopatía.

El niño Francesco Bonifazzi, de 7 años, murió el 27 de mayo 2017 en el hospital de Ancona por una otitis bactérica bilateralqueel médico de la familia intentó curar con homeopatía durante casi 15 días. La autopsia indicó que el pequeño Francesco murió de encefalitis un par de días después de ser ingresado en coma en el hospital de Ancona por una otitis, que podía haber sido curada con antibióticos para evitar que degenerase en una encefalitis. Los médicos realizaron una delicada operación quirúrgica para eliminar la infección, pero todo fue inútil, porque había atacado ya el tejido cerebral.

La fiscalía de Ancona, tras la denuncia del hospital, abrió una investigación por homicidio culposo, siendo indagados el médico homeópata, Maximiliano Mecozzi, y los padres del niño, una pareja de comerciantes de Cagli, pueblo de 9.000 habitantes en la región de las Marcas. Tienen otros dos niños y siempre se fiaron de Massimiliano Mecozzi, sin acudir al pediatra.

Según la familia, Mecozzi les insistió en que no llevaran a Francesco al hospital, porque el niño, que tenía 39 de fiebre y vómitos, corría el riesgo de que le recetaran una medicación que podía dejar sordo al pequeño Francesco. Al final, los padres se decidieron a llevar al niño al hospital al verlo en una situación grave y desesperada. El doctor Fabio Santelli, que decretó el fallecimiento, explicó que el niño tuvo «una de las otitis que se cura fácilmente con un antibiótico normal».

La que era ministra de Sanidad cuando murió el pequeño Francesco dijo que «los fármacos homeopáticos son complementarios, no sustitutivos»

Ahora la jueza de Ancona, Paola Moscaroli, ha condenado a los padres a tres meses de cárcel por la acusación de contribuir a homicidio agravado. El abogado de la familia informó que presentará recurso de apelación. El proceso contra el médico Mecozzi se abrirá el 24 de septiembre.

En estos días, como hace dos años cuando murió el niño Fracesco, se ha suscitado una gran polémica sobre la homeopatía. Ante el deterioro de imagen de los remedios homeopáticos, la asociación Omeoimprese, que representa las empresas italianas y extranjeras, productoras de fármacos homeopáticos, ha anunciado su intención de «constituirse como parte lesionada» contra quien desacredite su labor: «La homeopatía no es una medicina alternativa, sino complementaria».

Lo dijo también la que era ministra de Sanidad, Beatrice Lorenzin, cuando murió el pequeño Francesco: «Los fármacos homeopáticos son complementarios, no sustitutivos». Más claro lo dijo el conocido cirujano Marco del Prete: «Al niño había que darle un antibiótico, punto y basta».