La ONU condena la muerte de una niña que fue sometida a la ablación en Egipto

Esta práctica fue prohibida por el Gobierno egipcio en 2008

El CairoActualizado:

Naciones Unidas y varias instituciones egipcias condenaron este miércoles la muerte de una niña de 17 años por las heridas causadas tras ser sometida a la ablación de clítoris en un hospital privado en la provincia egipcia de Suez (noreste).

En un comunicado, la ONU mostró su «profundo pesar por las informaciones recientes sobre la trágica muerte (ayer) de la niña Mayar Mohamed Musa, en la provincia egipcia de Suez, tras ser sometida a la ablación genital». «Es por desgracia otra víctima de la mutilación genital femenina» en Egipto, agregó.

Además, la ONU dio la bienvenida a varios comunicados del Consejo Nacional de la Población y el Consejo Nacional de la Mujer, en Egipto, que denunciaron lo sucedido. En otra nota, el Consejo Nacional de la Mujer condenó «el crimen horrendo cometido contra la menor de 17 años, fallecida ayer como consecuencia de la ablación a la que fue sometida en un hospital privado». Además, pidió la necesidad de aplicar la ley y el mayor castigo a los que causaron la muerte de la menor.

Pese a que fue prohibida por el Gobierno egipcio en 2008, esta práctica sigue estando muy extendida en el país. Sin embargo, según la ONU, Egipto ha registrado «avances positivos en la lucha contra la ablación femenina», y entre 2008 y 2014 se redujo un 13 por ciento en las jóvenes de entre 15 y 17 años.

Pese a estos datos, «todavía queda un largo camino para acabar con esta práctica peligrosa que contradice los derechos de la mujer y de las niñas, y que puede tener consecuencias físicas, psicológicas e incluso puede llegar a causar la muerte», señaló el comunicado de Naciones Unidas.

«La ONU está comprometida a trabajar con las autoridades y sociedad egipcias para proteger los derechos de las mujeres y las niñas», añadió. Además, insistió en que «no hay ninguna razón moral, religiosa o de salud que justifique la extirpación total o parcial de los genitales femeninos». El 82 por ciento de las operaciones de ablación en Egipto las llevan a cabo personal médico capacitado, según el comunicado.

En mayo de 2015, la Encuesta Demográfica y de Salud de Egipto indicó que el 92 por ciento de las mujeres casadas egipcias de entre 15 y 49 años ha sido víctima de la ablación. Esa cifra supuso una reducción de más del 3 por ciento con respecto al anterior estudio de este tipo, que data de 2008.

En enero de ese año, un tribunal egipcio condenó por primera vez a un médico por la muerte en 2013 de Soheir al Bata, una niña de trece años a la que practicó la ablación. El doctor Raslan Fadl, que ha sido el primer facultativo llevado a juicio en el país por realizar la mutilación genital femenina, fue condenado en firme a dos años de cárcel por homicidio involuntario y a otros tres meses de prisión por practicar la ablación.