Vídeo: La dureza del terreno y la intervención de los Tedax ha ralentizado el rescate de Julen

Julen: ¿Cómo cayó el niño al pozo?

El padre del niño explicó hace unos días lo que ocurrió segundos antes de la caída

Los mineros hallan muerto a Julen justo en el punto donde pensaba que estaría

Actualizado:

Fue el domingo 13 de enero cuando, a primera hora de la tarde, saltó la noticia de que un niño había caído a un pozo en Totalán (Málaga) y estaba atrapado.

Julen cayó sobre las 14.00 horas en un pozo de prospección para buscar agua de apenas 25 centímetros de diámetro. En seguida, los equipos de rescate se movilizaron para sacarlo. Fue el padre de Julen, el pequeño, quien explicó lo que había pasado. En una entrevista con Diario Sur, José Roselló resumió lo que ocurrió cuando su hijo cayó al pozo.

Julen y sus padres estaban pasando el día en una parcela del novio de la prima del padre. «Estábamos preparando una paella. Yo estaba echando leña al fuego y mi mujer cogió el teléfono para avisar de que no iba al trabajo (en una hamburguesería de La Cala). Ella estaba con Julen y me pidió que yo le echara un ojo mientras llamaba. El crío estaba a cuatro o cinco metros. Yo fui a coger un par de troncos y el niño echó a correr», contaba Roselló al citado medio.

«Mi prima, que estaba más cerca, salió tras él y empezó a gritar "¡el niño, el niño!" temiendo que se tropezara», dijo el padre a Diario Sur. «Yo llegué justo después. Aparté como pude las piedras [las que previamente se habían usado para tapar el agujero] y metí el brazo hasta el hombro, apoyando la cabeza contra el suelo, para trapar de alcanzarlo, porque no sabía la profundidad del pozo y creía que él estaba más cerca. Yo escuché llorar a mi hijo. Solo pude decirle: "Estate tranquilo, papá está aquí y el hermanito [Óliver, fallecido en 2017, a la edad de tres años, por una muerte súbita] nos va a ayudar"».

En ese momento, aseguró, pidió a su prima y al novio que llamaran a los equipos de emergencias. «Vimos perfectamente cómo se caía por el agujero. Ella mejor que yo, porque estaba más cerca», dijo.

Al día siguiente, una cámara localizó una bolsa de chucherías y un vaso de plástico en el interior del pozo. Los equipos de rescate se toparon, a 73 metros de profundidad, con un «tapón» de tierra dura, que impidió el acceso al menor.