Uno de los ferris que traslada vehículos de la Península a Baleares
Uno de los ferris que traslada vehículos de la Península a Baleares

Baleares aprobará este mes la ley que prohibirá vehículos diésel en la Comunidad a partir de 2025

El proyecto de ley del Gobierno regional ha sido denunciado ante la Comisión Europea por parte de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones

PALMA DE MALLORCA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Parlamento balear aprobará en un próximo pleno, previsiblemente ya en este mes de febrero, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que recoge una serie de medidas para reducir las emisiones contaminantes de manera progresiva.

Así, por ejemplo, se prohibirá la circulación de coches y de motos diésel en el Archipiélago a partir de 2025. Con posterioridad, a partir de 2035, dicha prohibición afectará también a la circulación de vehículos contaminantes con gasolina, incluidos camiones y furgonetas. En cualquier caso, no estarán sujetos a esas limitaciones los autos del parque móvil de Baleares matriculados con anterioridad, que podrán seguir activos hasta el final de su vida útil.

El dictamen final sobre dicha ley fue aprobado ayer en la Comisión de Economía celebrada en la Cámara regional. Cabe recordar que el proyecto de ley de esta iniciativa había sido aprobado en agosto del pasado año por el Ejecutivo que preside la socialista Francina Armengol. El proyecto fue elaborado por la Consejería de Territorio, Energía y Movilidad, que dirige el socialista Marc Pons. Tras la tramitación parlamentaria habida en estos últimos meses, la principal novedad con respecto al texto originario es que ha sido aceptada una enmienda de Podemos que prevé la posibilidad de que el Instituto Balear de la Energía pueda convertirse en un operador de comercialización y distribución.

La legalidad de la prevista prohibición de los coches diésel en 2025 y de los vehículos con gasolina en 2035 ha sido cuestionada por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). De hecho, dicha patronal denunció el pasado mes de enero ante la Comisión Europea y ante el Consejo para la Unidad de Mercado el citado proyecto de ley. Para Anfac, las medidas previstas por el Govern son «arbitrarias, inidóneas y desproporcionadas». Además, dichas medidas «están huérfanas de cualquier respaldo técnico o científico» y suponen «un claro incumplimiento del derecho de la Unión Europea», así como de la Ley española 20/2013 de garantía de la unidad de mercado.

Previsiones a medio plazo

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética hace también referencia a las empresas de «rent a car», con gran presencia en Baleares. Dichas empresas de alquiler de coches deberán incorporar vehículos eléctricos o no contaminantes a partir de 2020, en una proporción que irá del 2 por cien en ese año al 100 por cien en 2035. En ese contexto, los «rent a car» deberán informar regularmente al Gobierno balear, a través de sucesivos listados, de su número total de vehículos contaminantes y de vehículos de emisiones cero, que además llevarán pegatinas identificativas. Con esas medidas y con las ya mencionadas, el Ejecutivo regional prevé que en 2050 el 100 por cien de los vehículos sean eléctricos en Baleares.

Otro de los objetivos destacados de esta nueva ley es potenciar el uso de las energías renovables. En ese sentido, será obligatorio instalar placas solares en los grandes aparcamientos y en las nuevas edificaciones de más de 1.000 metros cuadrados. Por otra parte, a partir de 2020 se prevé además el cierre progresivo de las centrales contaminantes, como la central térmica de Es Murterar de Alcudia. Esa medida afectará también a las centrales situadas en Menorca, Ibiza y Formentera. La futura ley prevé también que los municipios puedan establecer restricciones de circulación en las áreas en que se superen los valores límite de calidad del aire fijados. Por otro lado, se establecerán medidas para reducir la contaminación de los barcos y se tendrán que definir planes de sostenibilidad en relación a las emisiones ligadas al transporte aéreo.