Vídeo: Las autoridades sanitarias reaccionan tras varios casos de anisakis por consumir pescado congelado / Foto: Boquerones en vinagre - ABC /ATLAS

Anisakis: siete claves que necesitas saber para que el plato de pescado no te agüe el día

Los últimos casos detectados en pescado congelado disparan todas las alarmas por la proliferación del parásito

MadridActualizado:

¿Qué es el anisakis?

Según explica la doctora Victoria López, alergóloga del Hospital Nisa Virgen del Consuelo en Valencia, el anisakis es un parásito que infecta el pescado. Este gusano siempre habita en estos animales, por lo que encontrarlo en un adulto solo puede ocurrir por el consumo accidental. Al ingerir el parásito, este se aloja en nuestro sistema digestivo .

¿Todos los pescados pueden tener anisakis?

El parásito no afecta a todos. Los pescados de agua dulce (carpas, truchas) no pueden tener la infección, así como, según explican desde la OCU, el riesgo es mínimo en berberechos, mejillones y mariscos.

¿Qué síntomas se manifiestan cuando se consume anisakis?

Hay dos tipos de reacción. Por un lado se puede tener una reacción alérgica, que como apunta la doctora. López, se debe a la proteína del parásito. También puede darse síntomas digestivos al ingerir la larva o los huevos vivos. En el primer caso los síntomas (urticaria, edemas) se dan en un máximo de seis horas. En el caso de indigestión, los dolores estomacales pueden tardar incluso más de tres días en manifestarse.

¿Es todo el mundo alérgico al anisakis?

No. Para detectar la alergia, se puede realizar un «test prick», una prueba que se realiza haciendo pequeños pinchazos en el brazo, el método más común que se utiliza para poder detectar otras alergias. Además, gracias a un análisis de sangre se puede buscar la determinación de IgE contra el anisakis, el anticuerpo de este parásito.

¿Qué se debe hacer para evitar la infección o la alergia?

Es muy importante congelar el pescado previo consumo. Este debe ser congelado, apunta el doctor Álvaro Daschner, del hospital madrileño La Princesa, al menos a -20º durante 24 horas. José Luis González, director general de Ordenación Pesquera y Acuicultura, apunta que en un congelador doméstico, dado que su temperatura solo llega a -18º, debe estar, cinco días para que sea completamente seguro.

La otra opción es cocinar el pescado siguiendo unas técnicas específicas. Más de 60º de temperatura durante un minuto son suficientes para matar el parásito y anular la proteína, apunta González.

La doctora López avisa del peligro de consumir pescado a la plancha: «Hay que tener cuidado porque hay zonas que no quedan bien cocinadas», dice. Si el pescado se hace al horno o se fríe el anisakis no hay peligro de alergia o problemas digestivos.

¿Puede una persona alérgica consumir pescado?

Sí, siempre que siga la serie de precauciones a la hora de preparar este alimento. Se puede optar tanto por el método de la congelación como el cocinado.

Si se retira el anisakis de una pieza de pescado, ¿esta se puede consumir?

Si se retiran todas las larvas y huevos, se podría consumir el resto del pescado. Aun así, la doctora López avisa que en caso de ser alérgico se debe tener más reparo, dado que el gusano se mueve por las vísceras y el músculo del animal y puede haber restos de proteínas en la pieza.