Arrecife de coral severamente blanqueado en agosto de 2014 en la isla de Lisianski, en la Reserva Nacional de Papahanaumokuakea (Hawaii)
Arrecife de coral severamente blanqueado en agosto de 2014 en la isla de Lisianski, en la Reserva Nacional de Papahanaumokuakea (Hawaii) - noaa
cambio climático

Los corales del Caribe pierden su color

La Agencia Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos lanza una alerta después de comprobar que el blanqueamiento del ecosistema marino más rico en biodiversidad se extiende desde el Pacífico a esta región marina por culpa del cambio climático

Actualizado:

Las temperaturas en los océanos están alcanzando cifras récord. Y los primeros que están pagando la factura son los corales. La Agencia Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) acaba de lanzar una alerta sobre un nuevo fenómeno de blanqueamiento masivo de corales.

En 2005, los EE.UU. perdieron la mitad de sus arrecifes de coral en el Caribe en un año debido a un evento masivo blanqueo. En enero de 2010, otro blanqueamiento masivo de corales se produjo en los Cayos de Florida. El nuevo evento registrado comenzó en 2014 en el Pacífico Norte en el verano de 2014 y se expandió por el Pacífico Sur y el Océano Índico en 2015. Ahora, los científicos han confirmado que ha alcanzado también las aguas del Caribe, incluyendo Haití, Puerto Rico, la República Dominicana y las Islas Vírgenes. Los corales de los Cayos de Florida y del Sur de esta península también comenzaron a perder su color en agosto, pero los investigadores confían en que en esta zona las condiciones que lo provocan remitan pronto.

Riesgo de extinción

«El blanqueamiento de los corales como consecuencia del cambio climático y fenómenos como El Niño, son las mayores amenazas que afronta este ecosistema marino en todo el mundo», aseguraba en la web de la NOAA Mark Eakin, coordinador del observatorio de corales de este organismo. Eakin se ha mostrado muy preocupado por un proceso degenerativo que «está haciendo que se pierdan enormes áreas de coral en todo Estados Unidos. Lo que más nos preocupa es que este evento ya dura un año y nuestras previsiones indican que se mantendrá todavía en 2016».

250 millones de personas viven relacionadas con los arrecifes de coral

Si el blanqueamiento de los corales no se prolonga en el tiempo, estos organismos pueden recuperarse. Pero si la situación se mantiene a largo plazo, acaba provocando su muerte. Y estamos hablando del ecosistema marino más rico en biodiversidad que existe. De hecho, en él encuentran refugio y lugares de cría infinidad de especies marinas que, entre otras cosas, son el sustento más de 250 millones de personas que en el mundo viven directamente relacionadas con los arrecifes de coral.

Cuando el agua está demasiado caliente, los corales expulsan a las algas (zooxantelas) que viven en sus tejidos, y de las que obtienen alimento, causando la pérdida del color primero, y de no bajar las temperaturas, la muerte del coral finalmente. Y una vez que un arrecife de coral muere, su degradación es muy rápida, advierte la NOAA, y estas estructuras tridimensionales vivas son una de las principales defensas de las zonas costeras contra la erosión de las olas y el embate de los ciclones.