Miguel Pajares, junto al hermano también fallecido por el ébola George Combeys - efe
Ébola

Muere Miguel Pajares, el religioso español enfermo de ébola

El sacerdote enfermo había sido repatriado desde Liberia y estaba recibiendo un medicamento experimental

Actualizado:

El padre Miguel Pajares, contagiado de ébola, ha muerto este martes en el Hospital Carlos III de Madrid, según ha confirmado la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD) a través de un comunicado.

Pajares, de 75 años, estaba recibiendo el medicamento experimental ZMapp, que se está administrando en EE.UU. y que se puso el día 10 de agosto a disposición de los médicos del hospital tras ser autorizado por el Ministerio de Sanidad. El suero, nunca antes probado en humanos, es producido a base de anticuerpos creados en la sangre de ratones que se adhieren a las células infectadas con ébola para evitar su avance.

Fuentes del personal que estaba atendiendo al religioso han explicado a la agencia Efe que, de momento, los sanitarios están «a la espera» de recibir los protocolos para la evacuación del cadáver, porque «existen riesgos de contacto con fluidos biológicos». Estas fuentes han relatado que el paciente, que cumplía su quinto día de ingreso hospitalario, estaba en «condiciones críticas» y que, durante las últimas horas, experimentó una «bajada de constantes vitales».

Pese a que los médicos «probaron alguna medicación en un intento de estabilizarlo», la cámara y los monitores con los que era observado «mostraban que tenía problemas para respirar» hasta que el enfermo ha dejado de «mostrar actividad» esta mañana.

El sacerdote fue repatriado en un avión medicalizado desde Monrovia (Liberia) el pasado 7 de agosto junto a la monja Juliana Bonoha, quien por el momento no tiene síntomas, ya que los dos test que se le han practicado para saber si estaba infectada con el virus han dado negativo. El Hospital Carlos III ha anunciado que este martes se le practicará un tercer test y se podrá conocer si está contagiada.

Cuarto fallecido

La muerte de Pajares, la primera en Europa a causa del virus, se ha producido después de que se hiciera público el pasado 4 de agosto que permanecía aislado en el hospital San José de Monrovia junto a otros trabajadores del centro sanitario, tras la muerte por ébola de su director, el hermano Patrick Nshamdze. Los análisis confirmaron al día siguiente que Pajares había contraído la enfermedad.

El padre Pajares es el cuarto fallecido que trabajaba en el Hospital San José, después de que el lunes muriera su compañeros religioso George Combey y el pasado sábado la religiosa Chantal Pascaline.

Por su parte, la OHSJD ha agradecido a través de su comunicado todas las muestra de apoyo que ha recibido «desde las administraciones púbicas y de la sociedad en general» y ha resaltado «el buen hacer de los profesionales del hospital» que han atendiendo al padre Pajares.

Más de 1.000 muertos en África Occidental

El pasado lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó a 1.013 el número de muertos en África Occidental a causa del brote de ébola, dato actualizado hasta el 9 de agosto.

La organización indicó que un total de 52 personas han muerto a causa del virus entre el 6 y el 9 de agosto, y ha detallado que el país en el que se han rgistrado más muertes en ese periodo ha sido Liberia, con un total de 29.

A esos fallecimientos se suman los 17 registrados en Sierra Leona y otros seis en Guinea. Por otra parte, la OMS ha informado que el número total de casos asciende a 1.848.