Al rescate del médico personal

La Medicina Privada quiere recuperar la figura del médico de Familia para guiar y acompañar a los enfermos en su salud física, social y psíquica

Actualizado:

Con el paso de los años, los pacientes han vivido como espectadores de muchos cambios en los modelos de medicina. Desde una medicina paternalista a una cada vez más tecnificada, con mayores medios técnicos, pero con un precio a pagar: la pérdida del médico de cabecera. Así ha ocurrido en la sanidad privada que ha optado por facilitar el acceso libre al especialista. Pero, a cambio, ha perdido armas terapéuticas tan valiosas como el ejercicio del diálogo y la empatía. Para algunas compañías de seguros y especialistas, la solución es recuperar a este profesional médico, según se puso de manifiesto en el encuentro celebrado en ABC, en colaboración con el Grupo PSN (Previsión Sanitaria Nacional). «El médico de cabecera -como afirma el doctor Esteban Imaz- no solo debe ser el coordinador con otros especialistas. Se preocupa de los hábitos de salud y vida del paciente (más del 90% de los procesos que una persona padece los resuelve el médico de cabecera). Es una figura aglutinadora de su salud, de su entorno y familia».

Sigue leyendo la información en ABC Salud.