Imagen de la cárcel de Neumünster, Alemania
Imagen de la cárcel de Neumünster, Alemania - EFE

Un asesino en serie alemán muere en prisión mientras se masturbaba aplicándose descargas eléctricas

El criminal se habría frotado los pezones y el pene con un cable conectado a la corriente hasta ocasionarle la muerte

MadridActualizado:

Tras el curioso caso del joven chino que quiso descubrir nuevas fronteras de placer insertándose un cable USB por el pene, un nuevo suceso ha vuelto a abrir las puertas a la estupidez humana. Los experimentos por el placer vuelven a alcanzar unas cotas preocupantes. Tanto es así que ya han hecho acto de presencia en una cárcel alemana, donde un asesino en serie ha fallecido tras intentar masturbarse con una técnica «electrizante»

Egidius Schiffer, conocido asesino en serie en Alemania por el asesinato y violación de varias mujeres, se encontraba en su celda conectado a la corriente a través de un cable cuando los regidores de la cárcel hallaron su cuerpo sin vida.

El criminal habría seguido un método poco convencional para su «terapia de choque» masturbatoria. Cortó el cable de la lámpara que tenía en la mesita de noche para conectarse a la corriente a través de un enchufe. Con la corriente preparada, el reo utilizó la corriente para estimularse los pezones y el pene. Pasados unos minutos, la corriente dejó de estimularle y le ocasionó la muerte con una descarga.

La Policía encontró el domingo el cadáver del hombre aún conectado a la electricidad. Condenado a cadena perpetua por sus crímenes, se ha descartado la posibilidad de suicidio del preso.