ES NOTICIA EN ABC

«Lazos de sangre» Lucía Bosé y su separación de Luis Miguel Dominguín: «Era la más cornuda de España»

La octava entrega del programa de Televisión Española se centró en las conquistas, decepciones, éxitos y alegrías de la familia Bosé Dominguín

Los Dominguín Bosé, en «Lazos de sangre»
Los Dominguín Bosé, en «Lazos de sangre» - RTVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Televisión Española ha encontrado en «Lazos de sangre» un gran éxito. Tras siete entregas, ha conseguido una cuota de pantalla media del 12,19%. Este jueves, el octavo episodio se centró en la familia Dominguín Bosé, que consiguió unir España e Italia y los ruedos con los escenarios.

La familia Dominguín Bosé cambió la forma de vestir, de cantar y de expresarse de toda una época. Sus conquistas, éxitos, decepciones y alegrías fueron narrados en «Lazos de sangre» a través de los testimonios de quienes han compartido momentos decisivos de la familia.

Boris Izaguirre habló sobre el hogar de la saga, comandado por Lucía Bosé, del que se mostraron imágenes nunca vistas en España. Ana Obregón, además, revivió su historia de amor con Miguel Bosé. Los dos compartieron un romance del que la actriz se llevó «mi primer beso de amor», tal y como reconoció en la revista ¡Hola! en el año 2012. Aquella relación, a finales de los 80, duró dos años y fue la última relación conocida del artista. «Fue mi primer amor en aquella época de mi adoelscencia. Fue una era de muchas ilusiones», reconoció Obregón.

Mercedes Milá volvió de nuevo a «Lazos de sangre» para recordar la complicada relación entre el cantante y su padre, Luis Miguel Dominguín. Este, torero exitoso en España, tenía unos valores muy tradicionales y una alta idea de la masculinidad, algo que le llevó a intentar reprimir los impulsos artísticos de su hijo. Entre otras cosas, el padre le prohibió al pequeño Miguel Bosé asistir a clases de baile. «Pensaba que le iba a salir un hijo bárbaro», recordó Milá, «porque Bosé fue el hombre más coqueto de España, por no decir de Europa o del mundo».

«Mi padre y yo creo que somos absolutamente idénticos. Cuando era pequeño lo miraba como si fuese Superman», decía Miguel Bosé en una vieja entrevista. Todos los entrevistados coincidieron en que, salvando los distancias, eran en el fondo iguales: «Al saber del padre entendí porqué Miguel sabía tantas cosas del espectáculo», dijo Boris Izaguirre.

Otro de los temas recurrentes durante el programa fue la tendencia de Dominguín a la seducción y a la conquista de mujeres. «Fidelidad era una palabra que no sabía lo que significaba», comentó Andrés Amorós. Uno de las grandes conquistas del torero fue Ava Gardner, con la que tuvo un encuentro en un lujoso hotel de Madrid.

La entrega de esta noche incluyó también testimonios de Nieves Herrero, que relata la primera noche de amor entre el torero y Ava Gardner. El escritor Javier Moro, recordó su infancia junto a Miguel en el Liceo de Madrid, y Francis Montesinos contó cómo vistió a Paola Dominguín sobre las pasarelas. También estuvieron Rosa Villacastín, Carlos Ferrando y Alfonso Ussía, hablando sobre la ambigüedad de Bimba y de Miguel, revelando los motivos de la separación de Lucía Bosé y Luis Miguel Dominguín.

En la época, la ruptura de aquel matrimonio fue una conmoción nacional y un escándalo en unos años en los que no existía el divorcio. Los motivos quedaron claros en un fragmento de una entrevista de Lucía Bosé de hace años: «El motivo fue el de siempre. Me cansé de cuernos, porque era la mujer más cornuda de España». Especialmente le dolió a Lucía la aventura de Luis Miguel con su prima, que fue la gota que colmó el vaso y la empujó a romper el matrimonio. «Pero esta dinastía artística no tiene fin», advirtió para cerrar Boris Izaguirre, «son una familia histórica aunque todavía no estén en un museo».