Es Noticia

Lazos de sangre Ortega Cano: «Sigo hablando con Rocío Jurado»

«Lazos de sangre» se adentró esta semana en la vida y obra de la artista chipionera

Ortega Cano aseguró ante las cámaras de «Lazos de sangre» que sigue hablando con Rocío Jurado
Ortega Cano aseguró ante las cámaras de «Lazos de sangre» que sigue hablando con Rocío Jurado - TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Lazos de sangre», el programa semanal de TVE dedicado a indagar en las grandes sagas de nuestro país, dedicó su episodio de esta semana a Rocío Jurado Mohedano, la mítica artista chipionera fallecida en 2006. Doce años después de su muerte, la familia no ha conseguido superar su pérdida, hasta el punto que el programa habla del fallecimiento de Rocío como «el principio del fin de clan». A través de testimonios únicos y muy sentidos se recordó a una familia que llegó a ser de las más influyentes de nuestro país.

El extorero José Ortega Cano, viudo de Rocío Jurado, aseguró que «muchas veces hablo con ella. Cuando tengo un día malo le hablo y le digo que me eche una mano». Recordó también cómo se enamoró de ella y, sobre todo, cómo ella, «la más grande», se enamoró de él. «La vi un día en la calle Serrano con su madre e iba a acercarme a pedirle un autógrafo pero no me atreví. Esa fue la primera vez que la vi», contó. También habló en «Lazos de sangre» el primer novio de la artista, un hombre que ahora vive en una residencia de ancianos y todavía guarda fotos junto a Jurado.

Ortega estuvo visiblemente emocionado durante sus intervenciones, recordando lo mucho que vivieron juntos. Se acordó de su boda, que estuvo a punto de suspenderse debido a que Rocío tardó en conseguir la nulidad matrimonial, del miedo que tenía la artista cuando él estaba toreando...«Rocío era como un pavo real», reconoce Ortega, «abría sus alas y acogía a todo el mundo. A ella le gustaba estar en casa, le gustaba que los demás estuviesen felices, cuidar de los suyos...».

Las hijas de la cantante también tuvieron un papel central en el programa. «La echo de menos todos los días. Una madre es una madre, y siempre se nota la pérdida», aseguró su hija Gloria Camila. La mayor de sus hijas fue Rocío Carrasco, que le dio un gran disgusto al casarse con Antonio David, un guardia civil que no caía bien en la familia y que acabó siendo condenado a 6 meses sin empleo y sueldo por quedarse parte de una multa que había cobrado. Si no le expulsaron del cuerpo fue gracias a la intercesión de Rocío Jurado, que no quería que se montase un circo en torno a su familia.

«Lazos de sangre» entrevistó a persons que conocen bien a la familia: artistas compañeros como Lolita, Joan Manuel Serrat o Diana Navarro. Algunos que compartieron con ella momentos muy íntimos, como el doctor que presentó a Rocío y Ortega, el entrenador de Pedro Carrasco cuando el boxeador conoció a la cantante, el modisto andaluz que marcó el estilo de Rocío...Todos ellos dieron su punto de vista sobre la cantante, ayudando a hacerse una idea de su personalidad. «No le gustaba que yo tuviese encargos de personas conocidas, quería que trabajase solo para ella», recordó el modisto.

La muerte de Rocío Jurado fue un trauma tremendo para su familia, para el mundo de la música y para toda España. Tras serle detectado un tumor, la cantante acudió a tratarse en un hospital de Houston pero el milagro no fue posible. El 1 de junio de 2006 su voz se apagó para siempre, pero su recuerdo sigue muy presente entre sus familiares y amigos.